50 formas de hacer tu primera venta - Capítulo 2: SEO - Motores de comparación de compras

50 formas de hacer tu primera venta - Capítulo 2: SEO - Motores de comparación de compras
feature

Anterior                                                                                                                                     Siguiente

Como un minorista en línea, los motores de comparación de compras son lugares obvios para poner tus productos frente a las masas y ver quién pica primero para esa gloriosa primera venta. Sitios como Google Shopping, Shopzilla, Bing Shopping, NexTag y Pricegrabber tienen millones de compradores en busca de los mejores precios en productos en línea – por lo que seguramente tú vas a querer a algunos de esos compradores en tu tienda en línea.

Tener tus productos enlistados en estos motores puede ser una respuesta inmediata en términos de negocios rápidos. Casi todos estos motores de compras requieren de “pagar para jugar”. En cualquier caso, queremos discutir estos canales como algo que debemos analizar desde el principio para conseguir un poco de impulso empresarial.

¿Cómo funcionan?

En general, la mayoría de los motores de comparación de compras funcionan de la misma manera: se carga un archivo CSV (valores separados por comas) para la alimentación del sitio web – y van a poner tus productos en su motor –. Esto se puede hacer poniendo tus productos en una hoja de cálculo de Microsoft Excel (o cualquier hoja de cálculo) y guardarlo como un archivo CSV.

En estos archivos, especificarás la información típica de los productos tales como:

 

  • Nombre del producto
  • Precio
  • Descripción
  • Ubicación de la imagen

 

Dependiendo del motor de compras al que se está sometiendo, van a tener diferentes requisitos de cómo se debe dar formato a su archivo CSV. Es muy fácil, y lo entenderás en muy poco tiempo.

Una vez que los datos de tus productos son enviados y procesados por el motor de comparación, ¡mostrarán tus productos dentro de su sitio web para la gran audiencia de compradores en línea! Generalmente, cuando un comprador hace clic en tu anuncio, se te cobrará por el clic y el comprador será enviado a tu sitio web para que con suerte realice una compra.

Así que sí, básicamente es pagar por compradores. Pero piensa en ello como una gran campaña de publicidad dirigida, donde las personas han sido filtradas antes de hacer clic en tu anuncio. Y debido a que se han filtrado, es un lugar mucho mejor para poner tu dinero que, por ejemplo, una página web de anuncios no orientados.

El problema con los motores de comparación

Dependiendo de tu estrategia de negocios, los motores de comparación de compras podrían obligarte a hacer algo que realmente no quieres hacer, bajar tus precios.

Esto nos lleva a un mundo muy incierto y es importante entender tres cosas fundamentales antes de que vayas por este camino:

 

  1. Si decides que quieres ser “líder de los precios bajos” en tu industria, por lo general terminarás peleando en la carrera por ser el más bajo. Esto de verdad puede perjudicar tu negocio mediante la restricción de flujo de efectivo que tanto necesitas.
  2. Tu marca tiende a resaltar su única propuesta de venta como el “sitio más barato”. Y el problema con esto es que tendrás muchos otros competidores que están haciendo exactamente lo mismo (tener precios bajos) – resultando una posición donde no se destaca.
  3. Si piensas acerca del tipo de usuarios que usan estos motores de compra, por lo general son cazadores de gangas, que no siempre son los mejores clientes para tener. Todo ellos tienden a tener en cuenta quien tiene el precio más bajo – y saltarán a buscar a otro competidor tan pronto como aparezca un “mejor trato” en otros lugares. 

 

¿Hay forma de evitar esto?

Una estrategia cuyo fin es obtener el beneficio de los motores de comparación de compras y no ir por el “camino barato” es seleccionar ciertos productos para “alimentar” a estos motores. Hay dos tipos de productos con los que puedes hacer esto:

  1. Si vendes algo completamente único, que ninguna otra tienda  en línea vende – bueno, entonces estás de suerte –. Obviamente agrega esos elementos en la alimentación del producto, y no te molestes en bajar el precio en ellos.
  2. Selecciona algunos artículos en los que no te importe reducir los precios. No todos los artículos – solo un puñado –. Y cada pocos meses gíralos con nuevos artículos. De esta manera puedes atraer nuevos clientes que se espera permanezcan leales por los años venideros.

¿Qué motores son gratuitos y cuáles son de pago?

MOTORES DE COMPARACIÓN DE COMPRAS GRATUITOS

1. THE FIND – Además de mostrar la comparación de productos y precios, The Find puede ayudar a los compradores a descubrir nuevos productos con resultados personalizados.

MOTORES DE COMPARACIÓN PAY-TO-PLAY

1. GOOGLE SHOPPINGGoogle Shopping es probablemente el motor de comparación de compra más grande y más conocido. Los productos enviados a Google Shopping también se mostrarán en los resultados de búsqueda estándar de Google y se integran con la plataforma pay-per-click de Google, Adwords.

2. NEXT TAGNextag ha estado en operación desde 1999 y cuenta con unos 30 millones de visitantes cada mes. Nextag tiene consistentemente un mejor desempeño para el tráfico, para las conversiones de las estrategias de CPC y las revisiones trimestrales de los líderes del CSE. Puedes crear una lista de productos, entradas para eventos, bienes raíces, e incluso reservación de viajes.

3. PRICE GRABBER – Además de presentar los productos dentro de su sitio, PriceGrabber cuenta con una herramienta de investigación de mercado, Market Report, que permite a los minoristas realizar un seguimiento de compra del consumidor y las tendencias de precios del producto. Cuando pones tus productos en PriceGrabber, también será listado en Yahoo Shopping, que es un buen bono.

4. SHOPPING.COM - Es parte de la familia de empresas de eBay y es otro gran canal para que los comerciantes pongan sus productos frente a las perspectivas de los compradores. Shopping.com también se asocia con The Find, otro CSE en esta lista.

5. SHOPZILLA – Con cerca de 40 millones de visitas mensuales y una genealogía que se remonta a 1996, Shopzilla es uno de las mejores opciones para los comerciantes del comercio electrónico que buscan algunas ventas adicionales. Este motor de comparación de compras tiene impresionantemente más de 100 millones de productos listados.

6. BECOME.COM - Es otro líder en el espacio de CSE, lo que permite a los compradores ahorrativos comparar los precios, leer o escribir reseñas de productos, y simplemente buscar la mejor posible oferta de compra en línea.

7. PRONTO.COM - Con cerca de 70 millones de productos en varias verticales y millones de visitantes mensuales, sin duda merece ser considerado por cualquier minorista para campañas CSE en este 2013.

8. AMAZON PRODUCT ADS – Amazon no es técnicamente un motor de comparación de compras, pero trabajan de una manera similar. Cuando se registra para Product Ads puedes cargar tus productos manualmente o vía FTP. Amazon creará anuncios para tus productos usando la información proporcionada en el archivo de tu producto. Cuando fijas tu presupuesto, tus anuncios se irán directo y tendrás que pagar por clic.

¿Qué motor debes elegir?

Algunos motores de comparación de compras tendrán un mejor ROI (retorno de inversión) para tu negocio que otros. La única manera de saber cuáles van a dar el mejor rendimiento es probar cada uno.

Ciertos sitios funcionan mejor que otros para los tipos de productos que vendes. Por ejemplo si un motor tiene una gran cantidad de competidores entonces tendrás una buena idea de que el destino del tráfico está ahí. Por otro lado, si no hay ningún competidor puede que el tráfico que necesitas no esté ahí, pero obtendrás todas las ventas si los hay.

Una cosa a tener en cuenta es no retirarse temprano. Tomará tiempo y enfoque para entender estos mercados. A medida que te sientas más cómodo trabajando con estos motores, podrás perfeccionar tus habilidades en la forma de comercialización y el precio de tus productos.

Por último, date cuenta de que los compradores en línea pueden hacer clic en tu ficha, ir a tu sitio, salir y volver otro día. Así que es importante entender que podrás conseguir un par de visitas de un mismo cliente para finalmente hacer una compra, es por eso que debes quedarte por un tiempo. Lo más probable es que van a volver al mismo motor para encontrar tu sitio web cuando estén listos para hacer una compra.

 Anterior                                                                                                                                     Siguiente

Deja comentario ...

Empieza tu periodo de prueba de 14 días gratis con Shopify