¿Qué es una franquicia y cómo puedo montar una desde cero?

Qué es una franquicia

Las franquicias se han convertido en una de las formas de emprender más universales. Pero ¿sabes realmente qué es una franquicia y cómo funcionan?

✅ Hoy vamos a aprender qué es una franquicia, cómo funcionan y aún mejor, cómo montar tu propia franquicia desde cero.

¡Pasos para crear tu franquicia!

  1. ¿Qué es una franquicia?
  2. ¿Cuáles son los principales elementos que forman una franquicia?
  3. Tipos de franquicias
  4. ¿Por qué puede ser una buena idea invertir en una franquicia?
  5. 5 pasos para crear una franquicia desde cero

 🌟¡Precisamente para que esa marca o negocio original te salga fácil y rentable, Shopify te regala 14 días de prueba gratis!🌟

Tienes 14 días gratis para crear tu tienda online.

Sin tarjeta de crédito, fácil e intuitivo.

¿Qué es una franquicia?

Una franquicia es un modelo de negocio basado en dos pilares: una relación comercial y una relación jurídica.

¿Cómo es esto? Pues empecemos por la jurídica: el modelo de negocio no es tuyo. Lo tienes “alquilado” o rentado, para ponerlo términos fáciles de comprender.

En una franquicia el propietario de la franquicia y el propietario de la marca firman un acuerdo mediante el cuál, el propietario de la franquicia puede usar la marca, sus propiedades intelectuales - logos, diseños, marcas registradas etc - y su modelo de negocio, para operar. Pero no es dueño de la marca.

✅ Es como rentar una marca y sus propiedades para realizar el mismo modelo de negocio que la marca diseñó originalmente.

Esto hace que muchas veces cuando vemos una franquicia no pensemos en el dueño de esa franquicia en particular, sino que en nuestra cabeza ese establecimiento o ese negocio, forma parte de una marca que “tiene muchos otros locales iguales”.

Pero la realidad es que cada establecimiento de una franquicia es un local distinto. ¿Cómo podemos entender esto fácilmente? Pues con las franquicias que seguramente más has utilizado: las de comida rápida.

✅ Un McDonalds en Santiago de Chile y un McDonalds en Guadalajara, son ambos parte de la Franquicia McDonalds, pero no son propiedad del mismo dueño. Son dos tiendas separadas.

¿Cuáles son los principales elementos que forman una franquicia?

El principal elemento que define una franquicia es el corazón de cómo y por qué funcionan las franquicias: el franquiciado debe seguir las instrucciones de la marca y a cambio puede operar con un modelo de negocio probado.

La franquicia tiene una fórmula comercial probada

Cuando adquieres una franquicia, cuando compras una franquicia de una marca, te ves sometido a una serie de reglamentos y formas de operar que son las que la marca te indique. Y seguro pensarás ¿y por qué alguien aceptaría esto?

La razón es que la franquicia es - por norma general - el paso final de una marca exitosa. Es decir, cuando una marca tiene éxito en su modelo de negocio, no se limita a seguir vendiendo su producto o servicio, sino que vende la idea y la forma como esa marca se convirtió en exitosa ¡Eso es una franquicia!

La franquicia ofrece formación continua

Otro elemento clave de las franquicias es que suelen ofrecer formación continua al franquiciado. ¿Cómo funciona esto? Muy fácil: la casa matriz - la empresa original o franquiciadora - entrena de forma constante a los franquiciados para que sigan siendo rentables.

La primera en probar experimentos suele ser también la empresa original, y los resultados de los mismos, suelen compartirse con los franquiciados para - de ser positivos -implementarse en todas las franquicias de esa marca.

La franquicia supervisa para garantizar la calidad

El tercer elemento clave es la supervisión continua de la franquicia por parte de la marca. Esto se produce para asegurar dos cosas: que la franquicia respete los estándares de calidad de la marca y la identidad de la marca, y por otro lado, que la franquicia sea rentable.

Por ello, muchos emprendedores buscan franquiciarse, pues en teoría es una apuesta segura.

Pero igual ten cuidado… aunque sean modelos de negocio probados, a veces fallan o a veces, dejan de ser rentables porque el modelo de negocio se vuelve obsoleto. Lo que sucedió con Blockbuster es un ejemplo, el modelo funcionaba pero… se volvió obsoleto. Y los franquiciados tuvieron que cerrar por quiebra.

franquicia local

Tipos de franquicias

Aquí no vamos a hablar de los rubros o modelos de negocio, porque simplemente no nos llegaría la vida: hay tantos tipos de franquicia como ideas de negocio.

✅ Pero si vamos a hablar de las categorías o tipos de franquicia, en función a la fórmula del franquiciado. Estas son las fórmulas más comunes de franquicia que encontrarás:

Franquicia comercial

En este formato la marca se compromete a ofrecer al franquiciado todo lo que necesita para implementar el modelo de negocio. Obviamente, los costos corren por parte del franquiciado.

Franquicia industrial

En este tipo de franquicia la marca cede el derecho y uso de las patentes de su producto, para que un franquiciado lo pueda fabricar a cambio de un monto fijo por unidad fabricada.

Franquicia de producción

La marca produce todo lo que el franquiciado vende. Y el franquiciado tiene que comprarle a la marca en exclusividad.

Franquicia de distribución

El franquiciado hace la distribución de los productos que la marca ofrece o vende. Varía según el tipo.

Franquicia de servicios

La marca transmite el know-how de cómo realizar ese servicio al franquiciado y el franquiciado a cambio realiza el servicio a nombre de la marca. Esta franquicia es la que mayor formación continua demanda.

Franquicia mixta

Generalmente se le llama así a la mezcla entre uno o más modelos de los anteriormente descritos. En la mayoría de los casos, las franquicias mixtas son la unión de una franquicia de distribución y una franquicia de servicio.

Sin importar el tipo de franquicia que elijas, la construcción de marca es vital🌟¡Por eso te compartimos esta guía para domines completamente tu marca!🌟

8 Pasos para convertir tu ecommerce en una Marca potente y reconocida

Aquí tienes las 8 claves que necesitas aplicar para que pases de tener una tienda online del montón a ser una “love brand”.

¿Por qué puede ser una buena idea invertir en una franquicia?

En general, el concepto de la franquicia está pensado para que sea un caso ganar-ganar. Tanto para la marca o empresa que ofrece la franquicia, como para el franquiciado que la compra.

Pero veamos los dos argumentos desde los dos puntos de vista diferentes, el del franquiciado y el del franquiciador.

¿Por qué es buen negocio montar una franquicia?

Para el franquiciado es un buen negocio porque se está metiendo en una empresa que ya funciona, que ha demostrado su rentabilidad y cuyo modelo es escalable.

Esto representa una inversión de bajo riesgo - en teoría, volvemos a decirlo - ya que se supone que esa franquicia sabe muy bien lo que hace y lo que ofrece.

Pero aunque parezca una buena idea, contrástala como harías con cualquier otra idea de negocio, haciendo un buen plan de negocio para ver su viabilidad. 

¿Por qué es buen negocio franquiciar tu marca o empresa?

Para el dueño de la marca o empresa crear una franquicia también es una excelente opción. Primero porque le da acceso a socios que creen en su modelo de negocio y que le ofrecerán una inversión para crecer que además, no tendrá que gestionar directamente.

Precisamente por esto, la idea de franquiciar un negocio, se ha asociado muchas veces a emprendimientos exitosos que buscan expandirse. En lugar de crear nuevas tiendas físicas o abrir nuevos mercados online, el dueño de la marca exitosa, puede buscar franquiciados en esas regiones o mercados de interés y a través de ellos, llevar allí su marca.

✅ Esto reduce la inversión para expandirse que tiene que hacer una marca y también el riesgo de este tipo de operaciones.

cómo crear una franquicia

¿Qué derechos u obligaciones tiene una franquicia?

Esto varía muchísimo de país en país y además, de modelo de negocio en modelo de negocio.

Pero a groso modo podemos decir, sin temor a equivocarnos, que todas las franquicias asumen una rentabilidad mínima declarada.

¿Qué es esto? Que la franquicia asegura al franquiciado un mínimo de rentabilidad por sus operaciones, siempre y cuando cumpla con todo lo que la franquicia le demanda.

Además de eso, y con las florituras propias de la legalidad en cada país, las franquicias para poder operar deben normalmente de cumplir con estos puntos:

  • Disponer de una marca, producto o servicio debidamente registrado e introducido en el mercado con éxito probado. 
  • Que ese producto sea fácilmente transmisible. 
  • Saber transmitir a sus franquiciados el know how de la franquicia. 
  • Contar con la infraestructura suficiente para proporcionar el servicio adecuado a las necesidades.
  • Y en caso de ser una franquicia de producción o distribución, cumplir con las fechas de entrega del producto al franquiciado. 

Como contrapartida, el franquiciado suele comprometerse a: 

  • Pagar las condiciones económicas del acuerdo. 
  • Mantener la exclusiva de oferta: No ofrecer productos diferentes ni de competidores.
  •  Aplicar las normas del Manual de Operaciones. 
  • Aplicar la imagen de la marca.

5 pasos para crear una franquicia desde cero

Si quieres crear tu propia franquicia desde cero, y convertirte en marca o franquiciador, te vamos a recordar cinco pasos clave para hacerlo exitosamente.

Registra tu marca y tus patentes

Lo que no es tuyo, no lo puedes vender. Si no tienes tus patentes y tu marca registrada, difícilmente podrás venderla a tus franquiciados.

El primer paso para crear una franquicia, es tener todo lo que está asociado a tu modelo de negocio legalmente bajo tu propiedad.

Confirma que tu modelo es escalable

Porque te haya ido bien, no significa que a otros les vaya bien con tu modelo de negocio. ¿Suena contraintuitivo? Pues es verdad.

La escalabilidad es clave. Lo que puede ser un negocio rentable porque solamente tú estés haciéndolo - o porque existe relativamente poca competencia - puede fracasar estrepitosamente si intentas franquiciarlo.

Antes de ofrecer tu modelo de negocio como franquicia, tienes que ver si el mercado puede tolerar ese incremento en la demanda y si además, realmente puedes escalar ese modelo.

Esto representa el paso clave de la franquicia: crear una forma de escalar. Y crear una forma de escalar pasa por poder enseñar esa forma a otros.

✅ Si tienes esto dominado y sabes bien cómo replicar y escalar tu modelo de negocio, y además sabes enseñarlo a otros, entonces sí puedes plantearte crear una franquicia.

Y el poder enseñar tu modelo de negocio es realmente una operación de inbound marketing: tanto para enseñarlo como para luego venderlo.

🌟¡Por eso te compartimos esta guía genial de inbound marketing! 🌟

Guía gratis: 5 formas infalibles para hacer Inbound Marketing en tu ecommerce y atraer nuevos clientes

¿Quieres atraer nuevos clientes a tu ecommerce? El Inbound Marketing te puede ayudar ¡y mucho!

Asegúrate de poder cumplir con tus franquiciados

Tal como viste, aunque en cada país es diferente, lo cierto es que existen compromisos legales que la marca debe cumplir cuando decide convertirse en franquicia.

Estos compromisos, generalmente, van a comprender:

  • Producir o proveer todos los insumos al franquiciado
  • Producir o proveer las instalaciones del local. No todas las franquicias hacen esto pero si casi todas regulan o controlan qué tipo de local se usa
  • Dar formación y entrenamiento 
  • Dar asesoría legal 
  • Dar seguimiento y presentar reportes de rentabilidad

Define el perfil de tus franquiciados

Este paso es muy importante y sin embargo, muchos lo obvian. La marca al convertirse en franquicia está realmente vendiendo un producto nuevo.

Y como todo producto que vendas, debes saber qué tipo de comprador puede sacarle el mayor provecho. ¿Quién es tu buyer persona?

Si no haces esto, puede suceder que personas que realmente no están capacitadas para asumir o para llevar a término tu modelo de negocio, compren tu franquicia. Causándote problemas legales o económicos.

Ponle límite

Convertirse en franquicia no es lanzarse a la conquista del mundo en plan loco. Tienes que tener un límite. Define cuántas franquicias crearás, en qué regiones o países, con qué volumen de ventas estimado etc.

Acota tu expansión. Porque la realidad es que ni vas a poder surtir a todo el mundo que quiera unirse a tu franquicia al principio, ni tampoco hace sentido ni es rentable. Más bien es peligroso y puedes terminar asumiendo compromisos que te lleven a la quiebra.

Si has superado todos estos pasos… ¡Estás listo para crear tu propia franquicia!

🌟Y para que arranques con buen pie, Shopify te regala 14 días de prueba gratis🌟

Tienes 14 días gratis para crear tu tienda online.

Sin tarjeta de crédito, fácil e intuitivo.


Algunas dudas extra sobre franquicias:

¿Existen leyes que regulan las franquicias?

Sí. En cada país existen leyes específicas sobre qué se puede considerar una franquicia. Busca ayuda jurídica para esto.

¿Al crear una franquicia vendo parte de mi negocio?

No. Realmente lo que vendes es la forma y/o los productos de tu negocio. Pero no vendes partes de tu negocio como sí pasa con las acciones.

¿Puedo franquiciar cualquier empresa o negocio?

No. Algunos modelos de negocio no son escalables y otros que sí lo son, no necesariamente sirven para franquicia. Revisa esto con detalle.

¿Invertir en una franquicia es algo seguro?

Lamentablemente no. Nos encantaría decirte que sí. Pero la realidad es que inclusive un modelo de negocio probado, puede fallar. Ten cabeza y usa tu criterio.

Acerca del autor

Frank CalviñoAutor: Frank Calviño, periodista especializado en ecommerce.

 

Mapa de categorías: