Blogs de Shopify

Características de un blogpost bien optimizado

BLOG

 

Si estás considerando empezar un blog para tu tienda online es importante que conozcas las características que debe tener un blogpost bien optimizado de cara a Google y al usuario, de forma que pueda responder adecuadamente a las necesidades de tu audiencia y que además, posicione con cierta facilidad en el buscador.

Como podrás comprobar, lograr esto no es tan difícil como podría parecer en un principio, pero sí se requiere una serie de conocimientos y la aplicación de algunos trucos básicos, tanto por el lado de Google, como por el lado del usuario.

Conviene señalar que la mayor parte de las claves que permiten optimizar un artículo para el lector, también sirven para optimizar el artículo de cara a Google, y viceversa.

Extensión adecuada

Lo primero que hay que mencionar sobre la redacción de un buen blog post es que éste tiene que tener la extensión adecuada, y que el texto no se quede corto o sea demasiado largo

¿Y cuál es la extensión adecuada para un blog post? Pues aquella que sea necesaria para responder satisfactoriamente a la necesidad del usuario que ha realizado la búsqueda.

Evidentemente no es necesario contar con un texto de 2000 palabras para responder a la búsqueda “¿Cuánto mide Leo Messi?”, pero si lo es para responder a la búsqueda “Guía para posicionar en Google”.

Cada búsqueda tiene una extensión necesaria para dar una buena respuesta.
En los últimos tiempos se ha puesto de moda hablar de que los contenidos largos y en profundidad funcionan y posicionan mejor que los textos breves. Esto, hasta cierto punto, es cierto, porque Google basa su análisis de las páginas en el texto.

Palabras

Sin embargo, una mayor extensión no garantiza per se el aparecer mejor en los resultados de búsqueda, sino que, nuevamente, dependerá de la adecuación a la búsqueda del lector.

Si el usuario entra a tu página, ve un texto de 10000 palabras, y sale rebotado a buscar una página más sencilla en la página de resultados de Google, éste penalizará tu página bajándola de su posición, porque no está respondiendo a lo que el usuario busca.

Legibilidad

La legibilidad es la facilidad para que el contenido sea leído.Este punto no es tan relevante para el SEO de forma directa, aunque sí lo es de forma indirecta, pues, en la medida en que tu contenido ilegible, hará que el usuario salga de tu página y busque otra, lo cual Google penaliza.

Por supuesto, la legibilidad depende de una gran cantidad de factores. Por ejemplo, la relación entre el color de la letra y el color de fondo es importante para que el texto sea legible, pero también lo es el tipo de términos y expresiones que se utilizan.

El lenguaje que se utilice también es relevante, y la forma de construir las frases. Otro elemento que también importa en la legibilidad es el uso de subtítulos, bullet points, listas numéricas, etc.

En este punto es importante comprender que la lectura en un ordenador, un móvil o una Tablet es sustancialmente distinta a la lectura de un libro. Tener esto en mente a la hora de redactar un contenido para internet es importante.

Estructura lógica

Otro aspecto importante, y que no todos los que crean contenidos tienen claro, es que el blogpost debe seguir una estructura lógica. Esto es, una estructura con introducción, nudo y desenlace.

Son muchos los que publican un contenido que comienza en lo que se podría llamar “in media res”, que significa que no tiene introducción, sino que va directamente a responder a lo que el lector busca.

Esto puede tener sentido para preguntas muy concretas que realiza el usuario al hacer la búsqueda. Sin embargo, para contenidos un poco más elaborados y de mayor profundidad, es preferible contar con una estructura lógica.

El hecho de contar con una estructura lógica en el blogpost ayuda a que el cerebro entienda mejor qué es lo que está leyendo, estructurar la ideas y recibir mejor el mensaje, lo que hace que el usuario quede más satisfecho.

Nuevamente, que el usuario quede satisfecho es útil tanto desde el punto de vista de la propia experiencia del usuario, como desde el punto de vista del SEO, puesto que, al no salir para buscar una alternativa que le dé respuesta, Google posicionará mejor tu página.

Optimización de cara al SEO

SEO

La optimización de cara al SEO es importante, aunque cada vez lo está siendo menos. No obstante, es relevante y conviene hacerle una mención, porque, todavía a día de hoy, Google trabaja con palabras clave, y hay que saber utilizarlas.

En general, antes se solía decir que un artículo SEO optimizado consistía en un blogpost con la palabra clave en el título, la URL, la metadescription, algún H2 o H3, y el texto en una proporción del 4% respecto a la demás cantidad de texto.

Bien, esto está totalmente obsoleto. Hoy en día, una densidad de un 4% es keyword stuffing (relleno de palabras claves), y conviene rebajar esa cifra hasta el 1 o 2%. Por supuesto, si, de forma natural, ese porcentaje se va un poco más arriba, no pasa nada. Google sabe distinguir.

Por otro lado, no es necesario incluir la palabra clave por todos lados, aunque sí sigue siendo relevante que aparezca en el título y en la URL. Y, por razones de CTR, también es interesante que aparezca en la metadescription.

Sin embargo, lo más relevante en este punto es mencionar las LSI Keywords y las Long Tail Keywords. Estos dos elementos, a los que se hacía poca referencia en el pasado, ahora son tanto o más importantes que la propia keyword a la que se está tratando de atacar.

Es recomendable, pues, utilizar la palabra clave principal unas cuantas veces a lo largo del texto, pero luego utilizar variaciones, derivaciones, long tails, y, sobre todo, muchas LSI Keywords, que son palabras clave relacionadas semánticamente.

Material audiovisual

Otro elemento que no debería faltar en ningún buen blogpost es el material audiovisual. Y es relevante mencionarlo porque, todavía, se siguen viendo muchos contenidos totalmente vacíos de imágenes o vídeos.

Conviene mencionar que la utilización de imágenes y vídeos en los contenidos es relevante tanto desde el punto de vista del usuario, como desde el punto de vista de Google, por razones distintas pero relacionadas.

En primer lugar, hablando de la relevancia de cara al usuario, es importante señalar que una persona que ve en gráficos y en vídeos la explicación a aquello que está leyendo, acabará más satisfecho con el contenido en conjunto.

No es lo mismo leer un artículo sobre, por ejemplo, la pobreza a nivel mundial, sin tener a mano un gráfico en el que se muestre cómo ésta ha descendido en los últimos años, por ejemplo.

Video

Un vídeo también ayudará a comprender mejor todo lo que tiene que ver con el artículo, y es una forma sencilla y cómoda de mostrar una sucesión de gráficos, de forma que eso tampoco implique una extensión descomunal para la página.

Por otro lado, por la parte del SEO, también es muy importante que haya contenidos visuales en un blogpost, porque eso ayuda a mejorar las métricas de usuario, que, como ya debes saber, son muy relevantes para Google (con ellas determina la posición que debes ocupar en el ranking de las SERPs).

Pero, además, tanto el vídeo como las imágenes pueden posicionar por sí mismas, y eso es importante. Publicar dos o tres imágenes en cada post, te dará la oportunidad de que esas dos o tres imágenes aparezcan en Google Imágenes, y atraigan tráfico a tu sitio.

Además, hoy en día es muy fácil optimizar para el SEO una imagen, así que no deberías perder la oportunidad de hacerlo. El potencial beneficio por hacerlo es alto, y el esfuerzo, mínimo.

Bueno título y meta-description

Ahora bien, por mucho que construyas un contenido espectacular y tu blogpost sea inigualable, es muy probable que, si no tienes un buen título y una buena meta-description, tengas poco tráfico.

¿Por qué? Pues por la sencilla razón de que una vez el usuario está en la página de resultados de Google, lo primero que lee son estos dos elementos, y hace clic en aquel resultado que le sugiere más relación con su búsqueda.

Es por ello que, en general, se recomienda que el título del blogpost cuente con características SEO (es decir, tener una longitud inferior a 70 caracteres y la palabra clave), y, además, cierto efecto llamada para que el usuario tienda a hacer clic en él.

Por otro lado, está la meta-description, donde se pueden utilizar hasta 150 caracteres (se suelen decir 160, pero es mejor estar entre los 130 y los 150 para que Google no corte la descripción), y donde se recomienda utilizar algo más persuasivo y que llame al clic.

En cualquier caso, lo relevante aquí es dejar claro que estos dos elementos, que se suelen pasar por alto, son muy importantes, ya que no solo te servirán para tener más tráfico desde Google, sino que también te ayudarán a recibir más clics desde las redes sociales.

Utilidad para el usuario

Por último, tu contenido tiene que ser útil para el usuario, por ello tu blogpost debe responder de la mejor forma posible a la duda que se plantea el usuario que realiza la búsqueda.

Esto parece obvio, pero en muchas ocasiones puede verse cómo los dueños de las webs publican textos extensísimos para dar respuesta al usuario cuando es absolutamente innecesario.

Esto se hace porque, como comentaba al principio, Google da cierto valor a la extensión del contenido, y eso es algo que no puede obviarse. Sin embargo, en muchas otras ocasiones esto puede llegar a ser contraproducente.

En cualquier caso, es recomendable beneficiarse de ambas fórmulas, y empezar dando una respuesta rápida y válida al usuario, para luego, incluir un poco más de texto para ayudar a Google a entender de qué hablas y captar más keywords.

Como puedes ver, las características con las que debe contar un buen blogpost bien optimizado, tanto de cara a Google como de cara al usuario, no son difíciles de aplicar, pero se deben conocer y entender por qué son relevantes.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Crees que hay que añadir algún elemento más para que un blog post esté debidamente optimizado tanto para usuarios como para Google? ¡Coméntalo en los comentarios y se te responderá tan pronto como sea posible!

Acerca del autor:
Antonio Godoy

 

Antonio Godoy navega en el marketing online y el emprendimiento digital para www.antoniogb.es , y es amante de los perros, la lectura y la discusión creativa.

 

Mapa de categorias: