Blogs de Shopify

Guía para crear un ecommerce o tienda online en Chile

Santiago de Chile

Crear un ecommerce es el objetivo de muchos emprendedores en Chile. Sin embargo, puede resultar difícil lograrlo si es que no se tiene la información pertinente a la mano. Por eso es que hemos creado esta guía para ayudarte a crear tu tienda online. Si quieres saber cómo, aquí encontrarás las respuestas.

Tabla de contenidos

  1. Pasos previos para montar una tienda online
  2. Crear una empresa
  3. Crear un sitio web
  4. Comprar un dominio web
  5. Contratar un servicio de hosting
  6. Certificado SSL
  7. Políticas de la empresa
  8. Diseño del ecommerce
  9. Escoger un método de pago
  10. Plan logístico
  11. Customer Care o atención al cliente
  12. Difusión
  13. Impuestos

1. Pasos previos para montar una tienda online

Antes de armar tu ecommerce es importante que cuentes con algunas cosas primero.

2. Crear una empresa

Para poder comercializar de manera online en Chile, lo primero que necesitas es crear una empresa. Los requisitos para crear una empresa de forma muy rápida, sencilla y gratuita, están en www.tuempresaenundia.cl perteneciente al Ministerio de Economía, donde puedes realizar el trámite online.

Cómo crear un ecommerce o tienda online en Chile

Como su propio nombre lo indica, podrás crear tu empresa en un solo día, obteniendo tu RUT (Rol Único Tributario), necesario para operar y poder realizar tus facturas y poder declarar ingresos y tributos.

Luego de realizar la constitución de la empresa en internet, debes considerar algunos costos asociados a trámites que deberás realizar a continuación, como firma ante notario, firma de escrituras, publicación en el Diario Oficial, obtención de patentes y permisos del Servicio de Impuestos Internos. Según la estimación de la Cámara de Comercio de Santiago, el costo rondaría los $330.000 y el proceso podría tardar unos 130 días hábiles.

En cuanto a la forma jurídica elegida para crear la sociedad de tu ecommerce, puedes elegir entre varias. Las más populares son:

  • Empresa Individual de Responsabilidad Limitada: ideal si no tienes socios, limita la responsabilidad para el socio principal, ya que ante cualquier contingente, solamente se responde con los bienes de la empresa.
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada:Idéntica a la anterior, pero con la ventaja de que permite constituirse con varios socios.
  • Sociedad por acciones:este caso da más versatilidad a la hora de incorporar inversionistas, pero los socios responden por el capital aportado por cada uno de ellos.

Aunque no se requiere en ningún caso un capital mínimo para la constitución, sí que se aconseja al menos cubrir los gastos de inicio de actividad, incluyendo gastos notariales y los primeros meses de vida de la sociedad.

Como ves, es aconsejable que antes de tomar cualquier decisión calcules bien lo necesario para los primeros meses de actividad y evalúes si vas a necesitar la entrada de socios con capital adicional.

No obstante, la elección también dependerá de la situación particular de cada uno, por lo que te aconsejamos que acudas a un asesor experto antes de lanzarte a obtener el inicio de actividad de cualquier tipo de sociedad.

3. Crear un sitio web

Por supuesto que tu ecommerce debe tener una plataforma para funcionar. Para eso necesitas un sitio web que puedes obtener siguiendo estos pasos.

¡Descubre al emprendedor que hay en ti!

Crea una tienda online desde cero con esta guía gratuita paso a paso.

Descarga la guía

4. Comprar un dominio web

El dominio web será la dirección en internet de tu sitio web. Para registrar el tuyo puedes ingresar a www.nic.cl donde tendrá un costo anual de aproximadamente $10.000.

Aunque no hay ninguna norma fija, piensa que la elección del nombre del dominio es importante, porque debe ser fácil de recordar y reproducir. Dos o tres sílabas sencillas suele ser lo mejor, evitando pronunciaciones anglicanas o de otro tipo que puedan llevar a escribir el dominio de varias maneras.

Si puede coincidir con tu marca, mejor que mejor, pero no siempre va a ser posible, por lo que tendrás que jugar con términos relacionados con tus productos o servicios y que puedan ayudar a tus clientes potenciales a saber de qué se trata.

No es lo mismo contratar el dominio leonperez.cl que panaderialeonperez.cl, o elpansinglutendeleon.cl. ¿Cuál crees que venderá más? como decimos, no hay normas fijas.

También es importante pensar en la extensión. Ya te hemos explicado dónde puedes obtener fácilmente tu dominio .cl. Pero si tienes aspiraciones internacionales, cosa que en internet deberías tener, podrías pensar en obtener un dominio .com, más internacional e identificado unívocamente con empresas comerciales.

Para ello, deberías acudir a un servicio de registro de dominios.


¿ Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 90 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito


5. Contratar un servicio de hosting

Toda dirección necesita un espacio físico. Si el dominio es la dirección, el hosting es la casa en la que se construirá tu página web.

Es importante que contrates un servicio de hosting adecuado ya que este influirá enormemente en el éxito de tu ecommerce en Chile. Debes fijarte en que tenga un espacio suficiente para instalar tu tienda online, que aporte buena velocidad de carga y soporte técnico ojalá 24/7.

6. Certificado SSL

Por último, pero no por ello menos importante, necesitas instalar un certificado SSL. Se trata de un sistema de seguridad para páginas web que permite que se registren clientes y se realicen transacciones bancarias de manera segura.

Si te fijas, en la barra de dirección de las urls mostradas en los diversos navegadores aparece, al inicio de muchas direcciones aparece un icono de un candado que indica que la conexión es segura.

El riesgo de no contar con este certificado es que el propio navegador avisará de que la conexión a la url no estará protegida, y lo más normal es que el potencial comprador abandone el intento de visitar tu tienda.

Como ves, dominio, hosting, y certificado SSL son primordiales antes de dar cualquier paso adicional. Si no eres experto en estas cuestiones, puedes emplear mucho más tiempo de la cuenta dando vueltas a estos temas.

Afortunadamente, en Shopify te ofrecemos todo esto. Simplemente sigue los pasos para comenzar. Si nos dices la temática o nombre que quieres para tu tienda, te sugeriremos unos cuantos que puedes usar para tienda online, facilitándote el registro del dominio correspondiente. Por otra parte, te puedes olvidar del hosting y del certificado SSL, ya que te ofrecemos alternativas a estos dos servicios con nuestra solución.

Cómo crear un ecommerce o tienda online en Chile 2

¿Necesitas asistencia de nuestro Equipo de Soporte?

Envíales tu email a:

soporte@shopify.com

y ellos te responderán en español a la brevedad posible.

Si prefieres comunicarte en inglés, puedes llamar al 1-855-816-3857 (atención al cliente las 24 horas del día, los 7 días de la semana).

7. Políticas de la empresa

Crear una sección en tu página acerca de las condiciones de la compra será útil tanto para ti como para tus clientes. En ella puedes especificar acerca de las condiciones de despacho, devoluciones, etc. Nuevamente, puedes contar con los textos integrados en Shopify que te ayudarán a que no se te olvide ninguna cuestión relativa con este particular.

8. Diseño del ecommerce

El diseño en un ecommerce es una de las actividades críticas. Cuesta mucho trabajo generar tráfico a tu tienda. Posicionarla, invertir en publicidad, etc. Todo enfocado a que nuestros clientes potenciales nos visiten. Pero una vez dentro, si el diseño no es atractivo, claro, conciso, y con una usabilidad adecuada, el cliente se irá buscando algo distinto. Y da lo mismo que tengamos el mejor producto, o que sea el más barato. El cliente simplemente no se sentirá atraído a navegar por nuestra web.

Temas Shopify

Si no sabes cómo hacer una tienda online por tu propia cuenta, deberías contratar a un profesional o a una agencia para que te asesore, y qué mejor que a unos de nuestros Shopify Partners.

La paleta de colores, los pasos que vamos a tener para completar la compra, la distancia de las categorías y el menú de navegación, los filtros para mejorar los resultados de búsqueda dentro del ecommerce… Todos estos son aspectos que podrás trabajar, probar y modificar en tu tienda online con Shopify.

Nuestros diseños predefinidos tienen la garantía de que han sido probados y testados por muchas tiendas online antes que la tuya. Podrás escoger tu sector, y te propondremos las mejores alternativas. Pero si no te gustan o quieres probar cosas nuevas, son tremendamente fáciles de modificar o configurar.

9. Escoger un método de pago

Paso esencial. Ya tenemos dirección, casa, diseño, y productos, pero ahora tenemos que poder cobrar por las ventas que realicemos.

Existen diferentes métodos de pago disponibles para el comercio electrónico, y entre más opciones tengan tus clientes más probabilidades tendrás de concretar una venta. Entre los medios disponibles están:

  • Tarjetas de crédito: es la forma más común ya que es una solución de pago global. Permite realizar transacciones internacionales. Además de ser una buena opción de préstamos para quienes no cuenten con el dinero en mano.
  • Pagos móviles:es un método muy popular en países de baja penetración bancaria. Suelen utilizarse en portales de donación, juegos, redes sociales y hasta SMS.
  • Transferencias bancarias: como su nombre lo indica consiste en transferir dinero de un banco a otro. Para esto solo es necesario que el cliente cuente con un servicio de banca en internet. Es un método seguro ya que cada transacción debe ser autenticada y aprobada antes de realizar la compra.
  • Monedero electrónico o e-wallet: almacena los datos y los fondos de un cliente, los cuales se utilizan para comprar en línea. Además pueden funcionar con monederos móviles a través de un terminal NFC.
  • Tarjetas de prepago: es un método de pago alternativo que suele ser utilizado por menores de edad o por personas no bancarizadas. Las personas cargan dinero para poder utilizarlas.
  • Depósito directo: es cuando los clientes indican a sus bancos retirar fondos para pagos en línea a una hora específica. Suelen ser comunes en los servicios de suscripción.
  • Efectivo:el pago en efectivo es el dinero físico y suele ser entregado cuando se envía el producto.

Acepta pagos

De entre todos ellos, los más recomendados para un ecommerce son las tarjetas de crédito o los monederos electrónicos tipo PayPal. Estos dos métodos son los más extendidos, y los que nos permitirán haber cobrado el precio del producto antes de enviarlo.

Transferencias o efectivo son desaconsejables, ya que dilatarán nuestro tiempo de cobro, y pueden generar problemas al haber reservado o enviado una mercancía, sin saber con certeza si acabaremos cobrando el producto o servicio.

10. Plan logístico

La logística es unas de las mayores complejidades de un ecommerce. Tendrás que buscar un socio logístico que garantice el delivery en los tiempos y formas que quieres para mejorar a tu competencia en este sentido.

Y no solamente eso. La venta a distancia implica la posibilidad de una logística inversa de devolución que sea cómoda y accesible para el cliente.

Asegúrate que, como en Shopify, puedes integrar los servicios de los courier más reconocidos de Chile, de manera que te facilite la comunicación con ellos y con tu cliente, controlando todas las fases del proceso.

Dentro de los servicios de delivery existen dos modelos:

  • Modelo push: en este caso, la en empresa “empuja” el producto hasta el domicilio del cliente. Las entregas en promedio suelen tener un rango de entre 48 y 72 horas, sin embargo, los negocios más competitivos suelen entregar los productos en un plazo máximo de 24 horas. El cliente suele esperar que este servicio sea totalmente gratuito. Es importante que el cliente especifique dónde recibirá el producto y entre qué bloques horarios se hará (AM, PM, de lunes a viernes, fines de semana, etc.).
  • Modelo pull: las entregas se realizan en puntos de conveniencia. A estos puntos se les conoce como droppoint o pick up drop point (PUDO). Suelen utilizarse para dejar pedidos en ciertas localidades y horarios que acomoden al cliente. Entre los servicios más conocidos en Chile están: Correos Chile, Starken (TurBus) y Chilexpress.

11. Customer Care o atención al cliente

Servicio al cliente

En tu ecommerce tampoco puedes olvidarte de un excelente servicio de atención al cliente. Un cliente solamente repetirá la compra si es que queda satisfecho con el servicio proporcionado por la empresa. Si la experiencia de compra online para el cliente es buena, esto se repite. Para lograrlo es importante considerar:

  1. Comunicar correctamente cuál es el servicio que está contratando el cliente. De esta forma se puede garantizar la entrega de un servicio comprendido.
  2. Trabajar en modelos que permitan mejorar la velocidad y las condiciones de entrega de la primera milla.
  3. Brindar servicios predictivos que estimen la hora de llegada de los pedidos para mantener informado oportunamente a los clientes a cerca de su estado.
  4. Ofrecer diferentes alternativas de entrega a los clientes.

Como ves, tanto la logística como la atención al cliente son puntos adicionales que te permitirán consolidarte como ecommerce. Considera que muchas veces no es tan sencillo diferenciarse en producto, ya que muchas tiendas online cuentan con las mismas referencias. Pero dar un exquisito servicio de entrega y una cuidada atención al cliente, pueden ser diferenciales para el reconocimiento y el éxito de tu ecommerce en Chile.

Atención al cliente

12. Difusión

Recuerda que con crear tu tienda no es suficiente para que comiences a vender. Es necesario que para ello te des a conocer y atraigas potenciales clientes a tu nuevo ecommerce en Chile. Para ello es importante que conozcas aspectos básicos del marketing digital, o bien, puedes asesorarte con un profesional o una agencia para que te ayuden. Por lo pronto, podrías probar algunas de estas estrategias:

  • Redes sociales: puedes dar a conocer tu producto en redes sociales populares como Instagram y Facebook. En el caso de este último cuentas con su funcionalidad marketplace para comunicar tus productos de manera gratuita, pero también deberías invertir en publicidad de pago para llegar a más personas. Una buena opción son los anuncios de catálogo que te permiten promocionar muchos productos a la vez.

El marketing de contenidos también puede ayudarte en redes. Hacer contenidos específicos para las diferentes redes y referenciarlas e integrarlas en tu tienda online, puede crear una serie de vínculos circulares que se retroalimenten entre ellos. 

  • Google Ads: cuando las personas desean encontrar algo lo buscan en Google, y lo mismo ocurre si desean comprar algo. La plataforma Google Ads te brinda muchas opciones. Puedes crear desde campañas de búsqueda para que tu sitio web aparezca cuando un usuario escribe algo específico (ejemplo: “zapatos de cuero baratos”), realizar campañas de display con imágenes, colocar anuncios en YouTube o bien crear anuncios de catálogos en donde aparecerá en el buscador el nombre de un producto, una imagen, su precio y la tienda donde puede ser comprado.

Invertir en anuncios en Google puede suponer incrementar mucho el tráfico a tu ecommerce. Especialmente indicado para campañas de alto impacto puntuales en el tiempo. Por ejemplo, si vas a ofrecer grandes descuentos en un momento dado, o si tu negocio tiene un componente estacional que quieres aprovechar en un periodo concreto del año.

  • Marketing de afiliados: a día de hoy, puedes crear y explotar tu propio programa de afiliados, o lo que es lo mismo, contar con comerciales y vendedores en la red. Ellos te referenciarán en sus medios, como un blog, por ejemplo, y de cada venta que se haga les retornará una comisión monetaria.
  • Influencer marketing: también puedes intentar apoyarte en gente popular y con credibilidad dentro de un nicho que pueda recomendar tu producto a sus respectivas audiencias. Una técnica de promoción efectiva es entregar códigos de descuento exclusivos para estos canales que acaben obteniendo un retorno en tu tienda online.

¿Quieres intercambiar ideas y preguntas con otros comerciantes Shopify?

Únete a nuestra comunidad oficial de Shopify en español en Facebook.

Quiero unirme

13. Impuestos

Finalmente, recuerda que todas las empresas en Chile deben pagar impuestos. Para ello debes emitir boletas o facturas y considerar el valor del IVA, el cual debes declarar cada mes y pagar en el Servicio de Impuestos Internos. Estos trámites se pueden hacer en sus oficinas presenciales o en su sitio web www.sii.cl.

No obstante, la presentación de impuestos puede ser compleja y requiere un periodo de aprendizaje y realizarlo de manera perfecta, ya que hay otros gastos y consideraciones que pueden ser interpretables y pueden dar lugar a discusión, sobre todo si decides hacer transacciones con otros países, o si tienes mezcla de cliente particulares y profesionales, por ejemplo.

Nuestra recomendación es que te pongas en manos de un asesor en impuestos que analice tu caso concreto y que te pueda ayudar a presentar los impuestos correspondientes. Inicialmente, si no tienes experiencia, es un gasto muy rentable y necesario, que deberías considerar en ese punto que hablábamos anteriormente sobre el capital necesario para arrancar la actividad de la sociedad.

En definitiva, crear un ecommerce o tienda online en Chile no es complicado, pero sí requiere dar una serie de pasos concretos que te permitan avanzar en la dirección adecuada. Si quieres ahorrar recursos, tiempo, dinero y esfuerzos, y centrarte en lo que realmente aporta valor añadido a tu negocio, no dudes en acudir a todos los recursos que Shopify pone a tu disposición.


¿ Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 90 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito


Publicado por Pablo Golán, editor en jefe del blog de Shopify en español y responsable de marketing de contenidos y localización para España y Latinoamérica.

 

Mapa de categorias: