Blogs de Shopify

Cómo desarrollar una aplicación de Shopify en una semana

Ilustración de calendario

Durante los años en que he sido asesor, me he encontrado con algunas solicitudes de desarrollo extrañas por parte de los clientes. Una de las más interesantes fue la de un cliente que deseaba que un clon de Windows XP fuese compatible con Windows al 100 por ciento. Ah, y su presupuesto era de 200 USD.

Afortunadamente, esta solicitud no estaba dirigida a mí.

Fuera de bromas, no todas las extrañas solicitudes del cliente son fantasiosas. Algunas peticiones pueden sonar extrañas para nosotros, pero representan un verdadero dolor de cabeza para el cliente.

Tal vez, solo tal vez, su organización es única en su forma de trabajar. No deberíamos ignorar las solicitudes que suenen un poco alocadas, especialmente cuando nos queda claro que el cliente ha pensado seriamente en ello.

He escuchado que otros Shopify Partners hablan sobre las extrañas solicitudes de un cliente que quería una aplicación de Shopify personalizada para él. Mientras que algunos puedan tomar eso como algo descabellado, a mí esa petición me parece de lo más común.

Hoy deseo referirme a esta afirmación y mostrarles que crear una aplicación de Shopify personalizada no es nada alocado ni difícil. De hecho, incluso podría ser la mejor opción para tu cliente.

Desarrolla aplicaciones para comerciantes de Shopify

Ya sea que quieras desarrollar aplicaciones para la Tienda de Apps de Shopify, ofrecer servicios privados de desarrollo de aplicaciones o buscas formas de incrementar tu base de usuarios, el programa de Shopify Partner te ayudará a tener éxito. Únete de manera gratuita y accede a recursos educativos, a entornos de pre-estreno para desarrolladores y a oportunidades de reparto de beneficios recurrentes.

Regístrate

Forzar una pieza redonda para que entre en un cuadrado

A menudo un cliente solicita una aplicación personalizada porque ha tratado de arreglar sus problemas cambiando su tema o usando docenas de aplicaciones de la tienda de aplicaciones, pero nada funciona.

Ya sea porque el cliente necesitaba algo que estaba más allá de las capacidades del tema, la aplicación de la tienda de aplicaciones de Shopify solo ofrecía una solución genérica o simplemente no tenía las habilidades necesarias para hacerla funcionar.

Algunas veces su problema es tan doloroso que incluso lo puedes notar en su tono de voz y en sus escritos. Recientemente, alguien me expresó lo siguiente:

"He probado cada aplicación existente y me he vuelto loco tratando de encontrar maneras de combinar aplicaciones/códigos/métodos para obtener el mismo resultado".

Cuando lo único que tienes es una sola herramienta

Una de las razones por la que a veces tenemos una respuesta instintiva a las solicitudes extrañas es que nos mantenemos en nuestra propia zona de confort. Si todo lo que haces es crear Temas de Shopify, ese será el recurso con el cual querrás resolver los problemas del cliente. Cualquier solicitud distinta a esto te generará tensión y dificultad.

Lo mismo ocurre con los desarrolladores de back end, los desarrolladores de front end y cualquier otra persona que haya adquirido conocimientos especializados.

Nuestra respuesta natural es utilizar la herramienta con la que estamos más familiarizados para solucionar el problema del cliente. Algunas veces ni siquiera sabemos que existen otras herramientas mejores.

¿No es difícil desarrollar software?

Pero desarrollar aplicaciones personalizadas es difícil, ¿verdad? ¿No se necesita un equipo de desarrolladores y mucho tiempo para desarrollar?

Todos conocemos al menos a una persona que ha pasado meses o años trabajando en su idea de la aplicación, una aplicación que planea lanzar el próximo mes (aunque "el próximo mes" se ha pospuesto cada mes durante los últimos 10 meses...).

Por cada caso de un equipo de expertos que tarda meses para desarrollar una aplicación, hay otro ejemplo de un desarrollador en solitario que crea y lanza algo rápidamente, al cabo de unas pocas noches y fines de semana. Algunas veces, incluso en tan solo una semana.

También te puede interesar: El desarrollo de Aplicaciones: 3 cosas que hemos aprendido para hacer el diseño congruente y escalable.

El proceso que realicé para desarrollar Dripify desde cero

Voy a esbozar el proceso que realicé para construir mi primera aplicación de Shopify pública: Dripify.

Aunque Dripify era una aplicación pública incluida en la tienda de aplicaciones de Shopify, puedes usar este mismo proceso para crear aplicaciones privadas para tus clientes. La ventaja de utilizar esta aplicación pública como ejemplo es que puedo ser mucho más abierto sobre cada paso en el proceso.

Cuando comencé con Dripify ya había trabajado con aplicaciones de clientes, así que ya sabía algo sobre las APIs de Shopify. La diferencia es que todas esas aplicaciones eran aplicaciones existentes, y yo las mejoraba o rehabilitaba el código fuente.

Con Dripify tuve que comenzar desde cero. Tuve que desarrollar y adueñarme de cada parte, desde la autenticación y los pagos hasta la interfaz de usuario.

Para colmo me impuse un reto. Dedicar una sola semana de trabajo para el desarrollo de Dripify y lanzarla, con todas las funciones, lista para ser instalada por los comerciantes la tarde del viernes.

Si quieres aprender más sobre Liquid haz clic aquí.

La fase de planificación

Planificación

Dada la línea de tiempo limitada, no quería entrar directamente en el desarrollo. Esa es una manera fácil de extenderse, perderse, jugar con una nueva herramienta, terminar en YouTube y en general perder mucho tiempo.

Necesitaba concentrarme, no solo evitar distracciones, sino trabajar únicamente en las características que realmente requería la aplicación.

Pocos días antes de mi plan de desarrollo de una semana, me senté para determinar exactamente qué cosas debería (y no debería) hacer la aplicación. Desarrollé unTrail Map,(contenido disponible sólo en inglés) que es simplemente un nombre elegante para un mapa de ruta de desarrollo de software. En éste respondí a cada una de las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el propósito de esta aplicación?
  • ¿Qué características se deben incluir?
  • ¿Cuánto tiempo tardará desarrollar las características y cómo es el cronograma?

Fue de vital importancia responder a estas preguntas con mi Trail Map contando con solo cinco días de desarrollo. 

1. Determina el propósito de esta aplicación

La pregunta importante y lo que realmente debes considerar antes de cualquier otra cosa es ¿cuál es el propósito de esta aplicación? ¿Por qué deberías desarrollarla? ¿Cómo va a ayudar al comerciante o a tu cliente?

Si la aplicación es para tu cliente, esta pregunta es bastante fácil de responder (y no, no se puede simplemente utilizar la respuesta "me pidieron que la desarrolle"). Pregunta a tu cliente.

Necesitas asegurarte de sondear las respuestas con preguntas de seguimiento. Trata de descubrir las razones subyacentes de su solicitud y conectarlas con las razones de negocio de la aplicación. La conversación con tu cliente puede parecerse a esto:

Cliente: Queremos una aplicación que agregue un descuento para clientes a estos productos. Tú: ¿Por qué esos productos? Cliente: Estos son los que necesitamos liquidar. Tú: ¿Por qué están liquidando estos productos? Cliente: No se venden bien y necesitamos el espacio de bodega para una nueva línea de productos. Tú: Una vez que tengas una aplicación de descuento personalizado, ¿cómo vas a promocionarlos o hacerlos visibles? Cliente: Bueno, porque al ser más baratos, la gente querrá comprarlos. Tú: Incluso con un descuento personalizado, esos productos aún no estarán descubiertos en tu catálogo de productos. ¿Por qué no simplemente tener un evento de rebajas con algunos precios personalizados, donde promovamos cada uno por un día? De esa forma puedes vender todo tu inventario en unos cuantos días.

A veces, como en este ejemplo, cuando se descubre la razón subyacente, se puede descubrir que lo que quiere es completamente diferente a lo que necesita. Esta necesidad se convierte en el propósito de la aplicación.

Si la aplicación no es para un cliente y la desarrollas para venta pública en la tienda de aplicaciones de Shopify, tendrás que hacer un poco de investigación de mercado para descubrir las mismas necesidades y deseos. Es posible que tengas que hablar con decenas de comerciantes o recoger notas de problemas sobre los que han escrito en el pasado.

Cualquiera que sea la fuente, refina el propósito hasta tener de apoyo algo fácil de entender. Para Dripify:

"El objetivo de este proyecto es desarrollar la versión MVP de una aplicación de Shopify que permita a una tienda de Shopify configurar fácilmente su cuenta de Drip".

Este propósito se convierte en el filtro que vas a utilizar para el desarrollo. Trabajarás únicamente en aquellas características que apoyen directamente al propósito o aquellas que te permitan desarrollar dichas características. Cualquier otra cosa se debe archivar o postergar.

2. Crea tu lista de características

Después de haber determinado el propósito de tu aplicación, debes pensar en las características que desarrollarás. En esta etapa escribe cada idea que tengas utilizando todas las fuentes que puedas encontrar. No te limites ni preocupes por el cronograma todavía. Lo que necesitas es tener tantas ideas como te sea posible sin enfocarte en su calidad todavía.

Una vez que tengas la lista de características y que hayas terminado de hacer la lluvia de ideas, es tiempo de evaluar. Compara cada idea con el propósito de tu aplicación y conserva únicamente aquellas que cumplan el propósito.

Recuerda que quieres algo pequeño y minimalista. Siempre puedes volver y ampliar la lista de características de la aplicación luego de haber realizado la primera versión.

Con el cliente me gusta enmarcar esto como una primera fase minimalista. La primera versión no será perfecta, pero dará al cliente algo de valor pronto al permitirle usarla ahora, en lugar de la versión final en seis meses. Cada vez que hago esto, el cliente se da cuenta de que muchas de sus características "obligatorias" que pasaron a la fase dos no son realmente necesarias.

3. Recorta tus plazos

El siguiente paso para la planificación es resumir cada característica y generar una estimación aproximada para cada una. Si no estás seguro de tu habilidad para crear alguna característica o si te preocupa alguna otra cosa, asegúrate de que tu estimación lo refleje.

Lo que me gusta hacer es generar estimaciones de un rango aproximado en el que lo realizaré. También incluyo un porcentaje de confianza para expresar cómo me siento. Por ejemplo:

Característica A: uno o dos días, el 90 por ciento de confianza. Significa que hay una gran probabilidad de que se desarrollará en uno o dos días.

Característica B: de uno a siete días, 50 por ciento de confianza. Significa que podría ser fácil (un día), pero también podría tener algunas dificultades (siete días). También hay una alta probabilidad de que se necesiten incluso más de siete días.

Con el plan de Dripify, pude recortar características y obtener mis estimaciones totales entre 3.75 y 4.75 días de desarrollo, con tiempo de sobra dentro de mi semana de presupuesto de desarrollo.

4. Utiliza las herramientas de otras personas

Luego de haber realizado el Trail Map, ya estaba listo para comenzar a desarrollar.

El lunes por la mañana puse en marcha mi entorno de desarrollo, abrí un nuevo archivo de código y comencé a teclear lo más rápido posible…

En realidad, no. No lo hice.

Con un plazo de tiempo tan limitado no quería escribir todo completamente desde cero. En su lugar, comencé a buscar algunas herramientas genéricas y bibliotecas para hacer las cosas más rápido.

Shopify ofrece muchas bibliotecas de integración, y dado que desarrollo en Ruby on Rails, pude aprovechar su gran biblioteca shopify_app. Esta biblioteca se integra con Ruby on Rails para darte un esqueleto de aplicación con una gran cantidad de integración para tu uso.

Antes de que inicies un desarrollo, incluso desde la fase de planificación, intenta reunir algunas herramientas y recursos para reducir aún más tu carga de trabajo. No planifiques tu flujo de trabajo de desarrollo usando bibliotecas desconocidas; es mejor pensar en ellas como bonos extras en caso de que funcionen.

La fase de desarrollo

1. Configuración de la autenticación de la aplicación

Con unas cuantas herramientas que tenía a la mano, estaba listo para comenzar a desarrollar.

Lo primero que todos los desarrolladores de aplicaciones deben hacer es integrarse al sistema de autenticación y autorización de Shopify. La biblioteca de shopify_app facilita la tarea, pero aún hay que hacer algunas configuraciones y pruebas.

Shopify utiliza dos métodos para la autenticación y autorización:

  • OAuth, o
  • la clave y contraseña de la API de la aplicación privada

Todas las aplicaciones públicas de la tienda de aplicaciones de Shopify usan OAuth, la cual ofrece una manera segura y protegida de que el comerciante autorice tu aplicación con Shopify sin darle a tu aplicación el nombre de usuario y contraseña para acceder a su tienda.

Por otro lado, cada tienda puede crear aplicaciones privadas, las cuales incluyen una clave y contraseña de API. Estas aplicaciones utilizan la clave y contraseña de API como un nombre de usuario y contraseña regular con API y obtienen acceso completo a la tienda de la que provienen.

Ya que Dripify iba a ser una aplicación pública, tuve que usar el OAuth más complejo. Incluso con la ayuda de shopify_app y toda la documentación que Shopify proporciona, conseguir la autenticación adecuada puede ser una faena.

Pero no te rindas antes de conseguir que la autenticación funcione. Aunque este es el primer paso del desarrollo real, es uno de los más difíciles. Una vez que lo hayas resuelto, el resto del desarrollo es (en comparación) fácil.

Si te quedas estancado, revisa los foros de Shopify y expón tus dudas ahí. A menudo, una simple corrección es todo lo que se necesita para resolver los problemas de autenticación.

2. No crees una aplicación privada

Si estás creando una aplicación para un cliente, es posible que te sientas tentado a crear una aplicación privada. Tendrías que omitir el uso de OAuth y tu aplicación podría hacer la autenticación inmediatamente.

Me gustaría disuadirte de hacerlo por varias razones. Si bien es fácil de configurar, tu aplicación estará limitada:

No puedes incorporarla al panel de Shopify Admin.

Para compartir la aplicación con varias tiendas, tú mismo debes crear todo el código o alojar varias copias de la aplicación.

La aplicación tiene acceso completo de lectura y escritura a la tienda, lo que puede ser un riesgo significativo.

Yo recomiendo usar OAuth, crear una aplicación como si fuera una aplicación pública de la tienda de aplicaciones de Shopify, pero sin publicarla en la lista. Yo las llamo aplicaciones no listadas.

Después, tu cliente puede instalar la aplicación como cualquier otra.

Como protección adicional, durante el proceso de instalación de la aplicación puedes, revisar el URL de la tienda, en caso de no ser uno de los URL de tus clientes, puedes cancelar el proceso de instalación. Para shopify_app, agrega algo como el código que está abajo en tu sessions_controller.rb:

captura de pantalla de Github

view rawbuild-shopify-app-sessions-controller.rb hosted with ❤ by GitHub

Si bien es importante pensar en el modo de autenticación que deseas utilizar, no te preocupes demasiado por eso. Después puedes intercambiar entre OAuth y la autenticación de aplicación privada. Tendrás que migrar tus datos y hacer unos cambios cuidadosos en la configuración para que funcione, pero no es imposible.

 

3. El proceso que seguí para lograr que OAuth funcionara

OAuth screenshot

Al usar OAuth, hay una configuración que deberás realizar correctamente: los ámbitos. Un scope es lo que Shopify utiliza para permitirte el acceso a una API específica. Por ejemplo, si necesitas procesar órdenes, entonces deberás usar el scope read_orders. Para añadir nuevos clientes, deberás usar los scopes read_customers y write_customers.

Si no eliges los scopes correctos, tendrás problemas más adelante cuando intentes acceder a ellos. Buscar la razón por la que la API no funciona no es divertido, en especial cuando olvidaste agregar el scope varios días (o semanas) antes.

Con Dripify sabía que solo tenía que acceder a dos scopes para poder instalar Drip para mis clientes. Un scope para leer las plantillas de temas y uno para volver a escribir esas plantillas.

Una vez que la configuración de OAuth estuvo lista y funcionando, estaba preparado para trabajar en las verdaderas funciones de la aplicación.

4. ¿Quién necesita cuentas de usuario?

En Trail Map, para una tienda planeé añadir cuentas de usuario y una forma de administrarlas. De esa manera, un comerciante puede darle acceso a Dripify a cualquiera de su equipo.

Después de trabajar con OAuth me di cuenta de que esta función no le agregaría ningún valor al comerciante.

OAuth evitó que los usuarios no autorizados accedieran a la aplicación. Los usuarios de la tienda tendrían que acceder a Shopify Admin antes de poder acceder a la aplicación, lo que significaba que ya tendrían cuentas válidas en Shopify. Ya que en realidad no me importaba qué usuario le instalara el fragmento de código de Drip a la tienda, no era necesario separar las diferentes cuentas de usuario.

Al final fui capaz de suprimir por completo la función multiusuarios. Esto no solo me ahorró medio día de desarrollo, sino también redujo el tiempo de gestión que un comerciante tendría que invertir en la aplicación. Ahora la interfaz de usuario de la aplicación podía enfocarse exclusivamente en instalar el fragmento de código de Drip.

Consejo profesional: Incluso cuando ya hayas comenzado a desarrollar, procura estar abierto a cambiar tu plan si eso dará como resultado una aplicación mejor. Procura enfocarte más en quitar funciones que en agregar unas nuevas.

5. Integración con la API de Drip

Con este nuevo enfoque, sabía que necesitaba simplificar la instalación del fragmento de código. Afortunadamente, la instalación de Drip es un proceso sencillo (solo es una parte de JavaScript que debes añadir a cada página, algo similar a Google Analytics), aunque tuve que incluir el ID de la cuenta de Drip en el fragmento de código.

Podía pedirle al comerciante que accediera a Drip, buscara el ID de su cuenta y lo pegara en Dripify. Eso funcionaría y haría mi trabajo más simple.

Pero hay muchas cosas que podrían salir mal. Además, no es fácil de usar si se les pide a los comerciantes que accedan a otro sitio y copien los datos de forma manual. Recuerda que el propósito de esta aplicación era permitirles a los usuarios "configurar fácilmente su cuenta de Drip".

Decidí apegarme a mi plan e intentar hacerlo automáticamente.

Al igual que Shopify, Drip también utiliza OAuth para permitir el acceso de las aplicaciones a la información de la cuenta. Esto significaba que yo podía configurar el OAuth de Drip y obtener acceso a lo que necesitaba para el comerciante.

Sin embargo, hubo algunos problemas.

6. El problema con las nuevas API

En primer lugar, dado que ya estaba usando OAuth con Shopify, necesitaba integrar a los dos para que pudieran coexistir. Con algo tan complejo como OAuth, esto fue un desafío técnico.

Afortunadamente, los usos de la biblioteca shopify_app para OAuth permiten configurar varios proveedores OAuth, por lo que puedo tener tanto Shopify como Drip en la misma aplicación. Había pocos lugares en los que se cruzaban y donde tenía que mantener un seguimiento cuidadoso de cada uno, pero la mayor parte del tiempo funcionaban bien.

El segundo problema era que el OAuth de Drip era tan reciente que no existía una biblioteca que yo que pudiera descargar y utilizar, por lo que tuve que escribir la mía.

Escribir una biblioteca de bajo nivel no era algo que realmente quisiera hacer. Cuando se presentan problemas técnicos como este, hay un gran riesgo de afectar el cronograma. Este código no le agregó valor a mi usuario realmente, solo respaldó las funciones de alto nivel. Todo el tiempo que invirtiera en esto sería tiempo que no agregaría valor directamente al comerciante.

Afortunadamente, había muchos ejemplos de otras integraciones con OAuth que podía usar como inspiración. Con una de esas integraciones pude cambiar solamente una parte del código y lograr que comenzara a funcionar con Drip.

Ya había logrado conectarme con Drip.

Pero la euforia solo duró unos minutos.

La razón de hacer la integración con Drip era obtener el ID de la cuenta para el comerciante de manera automática. En ese momento, el API de Drip era tan reciente que no había métodos de API para obtener esa información de la cuenta.

Me negué a quedarme estancado y contacté al cofundador de Drip para preguntarle lo que podía hacer. En cuestión de horas me respondió enviándome unas cuentas totalmente nuevas de API que yo podía utilizar. ¡Victoria!

Después de todo esto, pude autenticar al comerciante ante Drip y volver a obtener la información de la cuenta que necesitaba para el fragmento de código.

captura de pantalla de Dripfy

A pesar de que perdí mucho tiempo, todavía tenía una alternativa: en el peor de los casos, podía pedirle al comerciante que accediera a Drip, copiara el ID de su cuenta y me lo compartiera. No era lo ideal y afectaría la aplicación, pero aún podría agregarle valor al comerciante.

Consejo profesional: Cuando estés trabajando en una aplicación, no te dejes cegar por los problemas que surjan. Intenta pensar en un plan de contingencia, una alternativa o alguna otra forma de resolver el problema. Por lo general, hay más de una manera de desarrollar una aplicación.

7. La reducción de riesgos en una característica riesgosa

Sin la autenticación de Drip y con la información de la cuenta en la mano, todo lo que hacía falta era añadirlo al fragmento de código e instalar el fragmento de código en el tema.

Esto me llevó a la segunda parte riesgosa de la aplicación.

Dado que Drip debe instalarse en cada página, esto significaba que tendría que poner el fragmento de código en el archivo layout.liquid. La mayoría de las páginas de la tienda de Shopify utilizan este archivo.

A su vez, esto significaba que para instalar Drip de manera automática, la aplicación tendría que actualizar automáticamente el archivo de la plantilla sin estropear todo el sitio.

Al entrar en esto sabía que había tres cosas que yo podía hacer para reducir los riesgos:

  1. Antes de realizar cualquier cambio, la aplicación tendría que hacer una copia de la plantilla en caso de que fuera necesario restaurarla.
  2. Una serie de pruebas unitarias en torno al código reemplazado garantizaría su funcionamiento con varios temas diferentes.
  3. Algunas pruebas manuales en relación con otros fallos me permitirían encontrar y ocuparme de cualquier otro problema.

Al final, después de hacer docenas de pruebas automatizadas y manuales, estaba seguro de que la instalación del fragmento de código funcionaría. El único fallo que encontré fue haber instalado el fragmento de código varias veces, lo que no tuvo más impacto que añadir unos bytes adicionales a la página web.

Al tener pruebas automatizadas en torno a esta característica de alto riesgo, podía asegurarme de que seguiría funcionando en el futuro.

¿Una semana fue suficiente?

Ya con la instalación del fragmento de código funcionando, terminé el desarrollo el jueves a las 2:44 p.m. Esto me dio un día completo para probar la versión de producción y hacer otra revisión exhaustiva del código.

De principio a fin, la primera versión de Dripify tomó 25,5 horas en desarrollarse e implementarse. Lo que incluye todo el desarrollo, las pruebas automatizadas, las pruebas manuales, la configuración del servidor de producción y el lanzamiento oficial.

Aunque no las consideré parte de la semana de desarrollo, me tomó seis horas más de trabajo, a lo largo de las siguientes semanas, para preparar y subir Dripify a la tienda de aplicaciones. La mayor parte de este tiempo lo utilicé para escribir las copias para venta, los materiales de marketing y para trabajar con el equipo de la aplicación de Shopify para conseguir que Dripify fuera aprobada.

Mis aprendizajes al crear una aplicación de Shopify en una semana

Hay algunos puntos importantes que intenté resaltar a lo largo de este relato, pero quiero repasarlos ahora para aclarar los aprendizajes.

Desarrollar una aplicación de Shopify es otra habilidad que se puede aprender. Si tienes experiencia en desarrollo, o acceso a ella, crear una aplicación de Shopify no es realmente tan difícil. El desarrollo de una aplicación de Shopify tiene sus partes difíciles, al igual que cualquier otro proyecto de desarrollo de software, pero no es una habilidad completamente nueva que debas aprender. Si sabes desarrollar una aplicación web y utilizar una API de REST, puedes crear una aplicación de Shopify.

Construir una aplicación de Shopify pequeña y específica puede exigir muy poco tiempo. Lo mismo puede decirse si tienes un cliente que necesite una aplicación personalizada y tienes la oportunidad de trabajar en estrecha colaboración con él. Dependiendo de sus necesidades, es posible que llegues a descubrir que puedes crear lo que ellos necesitan en menos tiempo que el que me tomó a mí crear Dripify. Anteriormente, creé y probé una aplicación de Shopify simple y privada en menos de dos horas.

Comprende a fondo lo que los comerciantes realmente necesitan. Ya sea que estés desarrollando para un cliente o para la tienda de aplicaciones, tómate el tiempo para descubrir lo que los comerciantes realmente necesitan. No solo los deseos superficiales, sino las necesidades reales de la empresa. Cuanto mejor hagas tu trabajo en esta cuestión, mayores probabilidades tendrás de que tu aplicación sea exitosa.

Crea un plan y elimina tanto como puedas. Una vez que hayas descubierto las necesidades, tómate el tiempo de planear la forma de satisfacerlas. Haz una lista de características junto con los estimados. Intenta eliminarlas o reducirlas tanto como sea posible, mientras continúas resolviendo el problema principal para el que se construirá la aplicación.

Piensa en soluciones para las partes riesgosas de tu plan y así evitarás quedarte estancado. Para resolver cualquier parte riesgosa o muy incierta, piensa en cómo cambiar las cosas en caso de que tu plan no salga como tú esperabas. El hecho de saber que puedes recurrir a estas en caso necesario te dará la flexibilidad de afrontar los problemas de desarrollo que surjan.

No temas cambiar tu plan si de esa forma puedes servir mejor a los usuarios. Del mismo modo, prepárate para desechar por completo algunas partes de tu plan que no te estén acercando al propósito principal de la aplicación. Esto podría significar que debas abandonar características como yo lo hice o, tal vez, cambiar el flujo de trabajo principal para hacerlo más fácil para los usuarios.

Recuerda tu propósito

Sobre todo, siempre ten en la mente al usuario final. Las aplicaciones de Shopify se crean para un propósito, que normalmente se centra en beneficiar al comerciante de alguna manera. Si puedes sentir empatía por el comerciante, siempre observa tu aplicación a través de sus ojos y así será mejor recibida.

Si eres un emprendedor con ganas de convertirse en un Shopify Partner para ayudar a cientos de miles de emprendedores, aquí abajo te brindamos la información que estabas buscando:

Genera ingresos haciendo lo que amas.

El Programa de Shopify Partner te permite usar tus conocimientos para ayudar a emprendedores en todo el mundo. Con más de 800.000 comerciantes a nivel mundial, las oportunidades para hacer dinero son ilimitadas.

Obtén más información

Publicado por Pablo Golán, editor en jefe del blog de Shopify en español y responsable de marketing de contenidos y localización para España y Latinoamérica. Texto original de Eric Davis. Traducción a cargo de LTD, Leading & Developing Trends.

 

¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Mapa de categorias: