El efecto Shopify: cómo los emprendedores están cambiando el mundo

Efecto Shopify - Cómo los emprendedores cambian el mundo

Jaime Garrastazu se describe a sí mismo como un hombre apasionado al que le gusta vivir cada momento de la vida al máximo. Por esa razón, después de trabajar tres meses en su primer trabajo en una gran empresa de consultoría, se dio cuenta de que no estaba siendo fiel a sí mismo. "Me encontré viviendo una vida mediocre trabajando cinco días sólo para disfrutar el fin de semana", dice.

Así que renunció.

Él, junto con los otros tres cofundadores, ponen el 100% de su tiempo en Pompeii, una marca de zapatillas que los cuatro amigos fundaron en la universidad. "Una de las cosas más importantes que aprendí desde el principio es que cuando estás en la ola, sólo tienes que surfearla", dice Jaime. Ninguno de los cuatro sabían nada sobre fabricación de calzado, pero eran aficionados a las zapatillas, tenían buen gusto, curiosidad y 12.000 € (3.000 € cada uno) para empezar a aprender sobre la industria desde cero. 

Jaime, co-fundador de Pompeii
Nacho Vidri, uno de los fundadores, en una reunión con un fabricante.

Comenzaron con tres modelos y realizaron pop-ups de edición limitada todos los meses; y se pasaron las vacaciones de verano conduciendo por toda España, vendiendo en todas las ciudades por las que pasaban. "Fue una locura. Conducíamos, vendíamos, reíamos", describe Jaime esos primeros días.

Hoy tienen 35 empleados y su producción habitual es de 70.000 zapatillas al año. Ya no tienen que viajar por todo el país para vender sus productos, y además de su presencia online, han abierto cinco tiendas físicas en toda España: Madrid, Sevilla, Valencia, Barcelona y Málaga. 

Efecto Shopify en España

Esta estadística, y los demás datos que compartiremos aquí, forman parte del informe anual de Shopify que encargamos a la auditora externa Deloitte. Puede que lo conozcas como el Informe de Impacto Económico de Shopify (Shopify Annual Report), pero ese título nunca fue del todo correcto. Estas cifras no son sólo económicas, sino que nos hablan de las personas detrás de las marcas, de los emprendedores.

En este informe te presentaremos a emprendedores de todo tipo: desde dos banqueros que se convirtieron en agricultores y que cambiaron la vida de otros 9.000 agricultores en la India, hasta un niño recolector de peces que creció y creó un negocio de ropa para financiar la eliminación de millones de toneladas de basura de los océanos, pasando por una mujer que mantiene viva la caligrafía en su pueblo de Maryland mientras crea puestos de trabajo en su país natal, Nepal.

Desde los comienzos de Shopify, hemos realizado estudios para poner a prueba algunas hipótesis: que el comercio puede ser una fuerza para el bien, que los emprendedores son el motor de sus comunidades, y que las pequeñas empresas son el sostén de las economías. A lo largo de los años, hemos comprobado que todas estas hipótesis son ciertas.

Cuando un empresario abre un negocio, quizás no tenga ni idea de hasta dónde llegará su efecto dominó. Puede que no tenga ni idea del impacto que tendrá en su familia, en sus empleados, en su comunidad, en sus proveedores, en sus clientes y en el mundo entero. Pero nosotros los observamos de cerca y medimos su impacto.

Lo llamamos el Efecto Shopify

Pompeii

“Nuestro impacto -bueno, malo o neutro- ha aumentado un 20.000% en cinco años", dice Jaime. "Sería una negligencia decir que no eres parte del problema sin entenderlo o saber cómo está repercutiendo en las personas o en el medio ambiente". 

De ahí que la nueva prioridad de Pompeii es ser parte de la solución: hacer las cosas mejor para sus clientes, sus proveedores y el planeta. Por eso están asumiendo compromisos audaces, empezando por reducir su huella medioambiental en un 50% para 2023. 

Trabajadores en una de las fábricas de Pompeii.

Comienzan con una completa transparencia e identificación, incluido el mapeo del recorrido de cada producto: sus materiales, las emisiones, el consumo de agua, los residuos generados, las manos que lo fabrican, cuánto se les paga y por qué se vende al precio actual. Incluso están mejorando la durabilidad de cada producto, prolongando su vida útil para que los clientes compren y desperdicien menos; y se han asociado con una agencia independiente para que supervise estas metas y los guíe en el proceso.

Cuando la pandemia de COVID-19 llegó en 2020, fue un golpe bajo para Pompeii, porque la marca se encontraba en medio de un movimiento estratégico arriesgado: continuar su inversión para abrir locales de venta al público. De repente, la empresa se vio ante la posibilidad de tener que despedir empleados a fin de sobrevivir, pero como el equipo estaba comprometido con su personal, todos los empleados se quedaron, con una pausa salarial temporal mientras la empresa recalibraba su estrategia para duplicar las ventas online. Al final hubo un final feliz, ya que todos los empleados se quedaron y, desde entonces Pompeii ha seguido creciendo.

Seis años después de dejar su trabajo estable de oficina, Jaime cree que fue la mejor decisión de su vida. "No por el éxito que Pompeii ha alcanzado al día de hoy, sino por todo el aprendizaje que me dio Pompeii", dice. "Es imposible pensar que cualquier otra carrera o profesión podría haberme dado este crecimiento personal y profesional.”

Las granjas orgánicas de dos hermanos

Desde un fundador en España que dejó un trabajo de oficina para emprender su propio negocio, viajamos muy lejos para conocer a dos hermanos que hicieron lo mismo en la India: Satyajit y Ajinkya, que dejaron sus trabajos como banqueros en 2014 para volver a las tierras de cultivo de su infancia y aprender sobre agricultura orgánica, dejando consternados a todos los que creían que debían dejar su pequeña ciudad en lugar de volver a ella. Y es que las oportunidades existen en las grandes ciudades, no en las pequeñas granjas; o eso creían sus críticos. 

Satyajit y Ajinkya en su granja.

Los hermanos no tenían ni idea de cómo manejar una granja, ni de agricultura orgánica ni de ningún otro tipo. Pero investigaron, trabajaron en la salud de su suelo y plantaron sus cultivos empezando con el cultivo de granadas. Un día, Satyajit fue a comprobar la fruta de su plantación y encontró algo que ningún agricultor quiere encontrar en sus granjas: la plaga. Una bacteria que arruina los cultivos. Todas y cada una de las frutas eran incomibles y por tanto no se podían vender.

"Eso nos afectó mucho porque la granja no era solo un pasatiempos para nosotros, sino que dependíamos de ella para nuestros ingresos", dijo Satyajit. “Pensamos: ¿Estamos en el camino equivocado?'".

Sin embargo, aunque la plaga debería haber arruinado su suelo durante años, sus esfuerzos de agricultura orgánica habían mejorado la calidad del suelo lo suficiente como para desterrar el tizón bacteriano. Y así fue que su siguiente cosecha fue perfecta, o mejor dicho, con el grado justo de “fealdad”, ese tipo de imperfección que adoran los agricultores orgánicos. 

Desde aquellos primeros días, Two Brothers Organic Farms ha crecido hasta contar con un equipo de más de 100 personas. Cada empleado que permanece en la empresa durante tres años, desde el equipo de ventas hasta los pastores de vacas, recibe una participación en el negocio valorada en un millón de rupias, una suma de dinero capaz de cambiar la vida de mucha gente.

Datos: 3.6 millones de puestos de trabajo han sido creados por empresas que utilizan la plataforma de Shopify. Colectivamente, los comerciantes que han confiado en Shopify emplean la mayor fuerza de trabajo del mundo.

El negocio continúa prosperando. Two Brothers venderá este año productos por valor de casi 1.6 millones de euros. Además, Satyajit y Ajinkya han enseñado a otros 9.000 agricultores de la India a adoptar la agricultura orgánica, ayudándoles a ganar entre un 30% y un 50% más de dinero por sus cultivos, a enriquecer su suelo y a suministrar mejores alimentos a sus comunidades. Hay un efecto multiplicador en juego; el impacto de Two Brothers se expande mucho más allá de lo que uno podría imaginar que una pequeña empresa podría llegar a lograr. 

Su pequeña aldea agrícola de Bhodani se ha convertido en un "centro de gravedad" para su comunidad, como dice Satyajit. Y siempre se sabe con qué agricultores ha trabajado Two Brothers: cuando llegan las lluvias y las fuertes inundaciones, son aquellos cuyos campos no son arrastrados por la mala calidad del suelo; son aquellos cuyos campos quedan inmaculados.

 

Satyajit en su granja
Satyajit muestra un poco de amor a una de sus vacas en la granja al atardecer.

Suta

Al otro lado del país, en Bombay, Sujata y Taniya Biswas son dos empresarias que están construyendo su propio centro de gravedad. Las hermanas Su y Ta han hecho crecer sin cesar Suta, una empresa que vende saris -vestidos confeccionados con metros de finas telas-. 

Sujata y Taniya vestidas con sus saris.

Desde marzo de 2020, han cuadruplicado su equipo, pasando de 25 a más de 100 empleados, y han aumentado su red de tejedores artesanales a 14.000, quienes reciben una compensación por su trabajo gracias a la visión de dos mujeres. El 60% de sus empleadas son mujeres, y Suta exige a cada una de ellas que abra una cuenta bancaria para garantizar que reciban directamente su dinero.

Una de las 14.000 tejedoras de Sutas trabajando en el telar.
Una de las 14.000 tejedoras de Sutas trabajando en el telar.

El nombre de Suta procede de las primeras sílabas de los nombres de las dos hermanas, y es una palabra que significa "hilo" en muchas lenguas hindúes. Sus saris llegan a los rincones más lejanos del planeta, desde el Reino Unido hasta las islas Fiji; un negocio que ha experimentado un increíble crecimiento desde sus comienzos en 2016, cuando ganaron 44 lakhs, algo más de 48.000 euros; y este año, van a alcanzar los 33 crores: casi 3.6 millones de euros.

Datos: Solo en 2020, los negocios que utilizan la plataforma Shopify han inyectado más de 254 mil millones de euros en la economía mundial.

Sujata y Taniya no sólo piensan en la salud de su negocio, sus empleados y sus tejedores. También piensan en la salud del planeta. Enseñan a los niños y niñas en edad escolar de su comunidad y a sus seguidores en las redes sociales el poder de reciclar. Hacen sus pedidos al por mayor una vez al mes para reducir las emisiones de sus envíos, y lavan sus saris de algodón y lino con ingredientes naturales.

"El negocio en sí no es algo sostenible", dice Su. "La sostenibilidad es un trabajo que no tiene fin. Así que en la medida de lo posible, en todos los puntos posibles, tomamos muchas medidas para ser lo más sostenibles posibles."

United By Blue

Cada vez son más las empresas que consideran el medioambiente como una cuestión fundamental. Quizá no haya mejor ejemplo que la tienda de ropa United By Blue, de Filadelfia. Su fundador, Brian Linton, fue aficionado a los peces desde niño, ya que se crió rodeado de tanques llenos de peces. Una de las primeras cosas que aprendió fue la importancia de la calidad del agua para su salud. Por eso, siendo ya un adulto, decidió crear un negocio para ayudar a limpiar el agua del mundo.

Por cada producto que vende, United By Blue elimina 0.45 kg de basura de los océanos y vías fluviales. Los empleados y voluntarios recogen la basura a mano, para lo cual organizan limpiezas a nivel local en los ríos de Filadelfia y en los 50 estados. En 2020, se extendieron al ámbito internacional, comenzando por Filipinas. 

Hasta el momento han eliminado más de 1.5 millones de kilos de basura.

Bryan y Mike de United By Blue recogiendo basura de un río
Los co-fundadores de United By Blue, Bryan y Mike, recogen la basura de una ribera de Filadelfia, su ciudad natal.

United By Blue fue una de las primeras empresas B certificadas del mundo (disponible en inglés), un título que les obliga legalmente a tener en cuenta el impacto de sus decisiones en sus empleados, clientes, proveedores, comunidades y el medioambiente. Una de las formas en que se manifiesta es en su decisión de trabajar sólo con fábricas que cumplen las normas más estrictas en materia de instalaciones y empleo. Para lograr una transparencia total, la empresa publica una lista de sus proveedores en su sitio web, y cada uno de ellos es una elección consciente que ellos mismos respaldan.

Desde el principio, han incluido la sustentabilidad en el ADN de su empresa. No es simplemente una palabra que se adjudican. Es parte de su ética. Creen, como nosotros, que los negocios pueden y deben ser una influencia positiva.

"Es algo así como un impuesto de nacimiento que nos imponemos a nosotros mismos y pensamos: “Ey, gracias por dejarnos vivir y respirar en este planeta. Hagamos algo bueno a cambio e intentemos dejarlo mejor que cuando entramos", dice Brian.

Ser respetuoso con el medio ambiente también puede ser beneficioso para tu negocio. United By Blue duplicó su negocio de ecommerce en 2020. Sus dos tiendas en Filadelfia han creado cientos de puestos de trabajo locales conforme van ampliando o reduciendo su tamaño durante las temporadas. En las tiendas tienen cafeterías y venden café que proviene de un negocio ubicado a un kilómetro y medio. ReAnimator Coffee Roasters, otra tienda Shopify, afirma que United By Blue se ha convertido en uno de sus mayores clientes, con compras que ascienden a 5443.10 kg de café al año.

Y no solo están apuntalando su economía local, United By Blue también está creando industrias completamente nuevas. Brian y Mike conocieron un recurso natural poco utilizado que se estaba desperdiciando: la fibra de bisonte. Esencialmente, se trata de una capa del pelaje del bisonte que se afeita como parte del mantenimiento regular y que normalmente se tira. Un corte de pelo de bisonte, por así decirlo. United By Blue decidió utilizar este material en sus prendas como aislante. Gracias a esta decisión, una fibra totalmente sustentable y regenerativa que antes no tenía ningún uso, se ha convertido en una industria multimillonaria que reduce los residuos y proporciona ingresos a los ganaderos.

Trabajadoras recogen fibra de visón.

El efecto dominó de United By Blue no termina ahí. Hay personas en todo el mundo que disfrutan de los productos de la empresa y colaboran con sus campañas de limpieza de los océanos. Brian siempre recuerda aquella vez en que, recién llegados a Alemania, vieron a alguien en el aeropuerto con una bolsa de United By Blue. 

Eso es lo que tiene el comercio internacional. Te permite tener un impacto en tu propia comunidad y en todo el mundo. Todo a la vez.

Pen Boutique

En Columbia, Maryland, Leena Shrestha Menon también envía productos a todo el mundo. Su empresa, Pen Boutique, vende plumas estilográficas y artículos de librería especiales.

Desde que emigró de Nepal en 1993, Leena soñaba con abrir su propio negocio; así que en 2004, el mismo año en que dio a luz a su hija, lanzó su negocio. Pero esto último fue más difícil. Leena se dirigió a varios bancos para pedir el préstamo que necesitaba para empezar, y siete de ellos se lo negaron. Por fortuna, decidió recurrir a un octavo banco, cuyo banquero resultó ser un aficionado a las plumas. Consiguió el préstamo y compró unas cuantas plumas.

Leena en la puerta de su negocio, Pen Boutique, en Columbia, Maryland.

Leena nunca olvidó de dónde venía. En una visita a Nepal poco después de iniciar Pen Boutique, transformó el regalo de boda de su familia, una casita, en su oficina y entrevistó a jóvenes de la zona para trabajar como data entry. Dos de esos chicos, que en ese momento tenían 18 años, siguen hasta el día de hoy trabajando para ella. Cuando los tiempos se pusieron difíciles durante la pandemia, la oficina volvió a convertirse en un hogar, ya que Leena autorizó a esos dos empleados a vivir allí. En total, tiene siete empleados en Nepal, además de sus empleados en EE. UU.

Datos: En 2020, los negocios de Shopify en las naciones en desarrollo generaron 4.8 millones de euros en ingresos.

Los empleados de Leena son su segunda familia. Se refiere a ellos como su mundo. Cuando le diagnosticaron cáncer de mama en 2017, el negocio se mantuvo a flote gracias a su equipo de trabajo. Sus empleados colaboraron todos juntos y supieron hacer frente a la situación hasta que Leena pudo volver a trabajar.

Ahora que está recuperándose, Leena dicta talleres de caligrafía en escuelas de su ciudad para mantener vivo el amor por la técnica de la pluma. Pen Boutique se ha convertido en un negocio que apoya a su comunidad local, a la economía nepalí y es el sustento de otros negocios, incluidos sus proveedores de plumas y sus contadores. Leena también contribuye de otras maneras: ha creado un pluma en colaboración con la fundación estadounidense de lucha contra el cáncer de mama y contribuye a muchas otras organizaciones benéficas, como una escuela para niños con necesidades especiales en Nepal.

Madlug

Vale la pena destacar este negocio cuyo motor es ayudar a los niños. El empresario británico Dave Linton fundó Madlug en 2015 con un objetivo muy claro: procurar la dignidad de los niños que se encuentran en hogares de acogida. Como padre sustituto, Dave se dio cuenta de que esos niños suelen trasladar sus pertenencias de un lugar a otro en bolsas de basura. Eso no le parecía justo. Con sólo £ 480, creó Madlug, y comenzó a vender bolsos hechos a mano. Por cada bolso que vende, le entrega otro a un niño que esté en un hogar de acogida. 

Dave, el fundador de Madlug, muestra sus bolsos. Por cada uno que vende, dona otro a un niño en un hogar de acogida.

Cada bolso tiene una etiqueta que dice "Eres increíble", un mensaje que reciben tanto los niños de hogares de acogida como las personas que deciden comprar un bolso. Esas £480 se convirtieron en £480.000 destinadas a hogares de acogida, y a mediados de 2021 la ayuda habrá alcanzado a unos 43.000 niños.

"Nos importa más la misión que el producto", dice Dave. "Y para nosotros sería muy fácil decir: “Queremos ser la empresa de bolsos más grande del mundo, que es lo que somos. Pero queremos ser la empresa de bolsos más generosa y con mayor impacto del mundo, es decir, cada compra de la gente en una ciudad ayuda a un niño de hogar de acogida en otra ciudad."

Shopify Partners

No solo los emprendedores como Dave generan un impacto que cruza fronteras. Hay todo un ecosistema que orbita alrededor de los negocios de Shopify: desarrolladores que construyen aplicaciones que resuelven problemas para los comerciantes; diseñadores que crean hermosas tiendas para ayudar a que las marcas cobren vida; marketers, fotógrafos y contadores: toda una red de seres humanos en todo el mundo que se ganan la vida ayudando a comerciantes de Shopify.

Los llamamos Shopify Partners. Gopi Para es uno de estos partners, que siendo un niño en la India, soñaba con llegar a ser desarrollador. Los programadores eran como las estrellas de rock de su pequeña ciudad. Y fue así, que cuando comenzó un negocio de desarrollo web, lo nombró Code Rapper, su propia versión de ser una estrella de rock, con fragmentos de código como su arte en lugar de letras de canciones. 

Gopi en su primera oficina mientras creaba su negocio como Shopify Partner.

En los últimos años, Gopi hizo crecer su negocio de siete empleados a 21 y tiene en mente contratar 10 más este año. Tras varios contratos de Shopify, vio un crecimiento del 300% en las ganancias de 2020 y este año es probable que crezca otro 200%.

Datos: Los negocios de los Shopify Partners generaron 10.3 mil millones de euros en ingresos en 2020.

Las oportunidades abundan en este ecosistema de partners. Klaviyo, un negocio con sede en Boston y que tiene una aplicación de email marketing muy popular en la tienda de aplicaciones Shopify, recibió hace poco una valuación de 3.3 mil millones de euros y aseguró una ronda de financiación de 165.7 millones de euros a fines de 2020. Han construido todo su negocio en base a la democratización de oportunidades para pequeñas empresas y, como bien sabe Shopify, ese es un modelo de negocio ganador.

"Dijimos: ¿Qué pasaría si pusiéramos al alcance de todo el mundo la sofisticación de algunas de las empresas tecnológicas más grandes del mundo actual?", dijo el fundador y CEO Andrew Bialecki. "Sólo imagina cuántos emprendedores podrán hacer cosas increíbles si se les da ese poder".

También todos aquellos que no son comerciantes ni partners del ecosistema son parte de este hermoso sistema. Suceden cosas increíbles cuando la gente apoya a los negocios independientes. Con tu dinero, apoyas el cambio que quieres ver en el mundo. Permites que haya prácticas de agricultura orgánica, que se creen puestos de trabajo, que se elimine el plástico de los océanos, que los niños de los hogares de acogida recuperen su confianza. Activas el volante de inercia para lograr muchas de estas cosas. Además, ayudas a los pequeños negocios a prosperar en un mundo que necesita más emprendedores.

Como dice la marca francesa Comme Avant en su manifiesto: crear un negocio independiente implica gestionar "un negocio atípico, una aventura humana, terriblemente imperfecta". Pero es un negocio que contribuye, dentro de su propio alcance, a un efecto dominó positivo. Para nuestros emprendedores. Para nuestros agricultores. Nuestro suelo. Nuestras comunidades. Nuestros océanos. Para nuestros vecinos. Nuestro mundo. 

Este es el impacto del espíritu emprendedor. Este es el poder de unos pocos en manos de muchos. 

Este es el efecto Shopify.

Mapa de categorias: