Blogs de Shopify

6 pasos clave para fotografiar productos con luz natural

Cámara de foto

En una sesión fotográfica de productos, la iluminación natural puede ser tu mejor aliada o tu peor enemiga. Si aprendes a utilizar esta luz correctamente, los resultados hablarán por sí solos, pero en el caso contrario, no habrá edición alguna que salve tus fotos de una iluminación deficiente.

La iluminación y la configuración de la cámara determinan el resultado de la sesión completa incluso antes de comenzar, por lo que comprender los conceptos básicos de iluminación te ayudará a lograr fotos de productos espectaculares que podrás utilizar en tu sitio web y en tus esfuerzos de marketing.

Para la mayoría de los comerciantes es difícil tener acceso a un estudio fotográfico y todo el equipo necesario para tomar fotos de productos profesionales. Por ello, en este artículo te explicaremos cómo puedes aprender a manejar la iluminación natural por ti mismo para así tomar hermosas fotografías con un teléfono inteligente o una cámara profesional.

6 pasos para lograr una buena iluminación natural

    1. Busca las condiciones de iluminación adecuadas
    2. Aprovecha la luz natural
    3. Configura el fondo de tu producto
    4. Explora diferentes ángulos de cámara
    5. Utiliza los los ajustes manuales de tu cámara
    6. Toma tus fotografías de productos

1. Busca las condiciones de iluminación adecuadas

condiciones_adecuadas_iluminación

La parte más crucial de la fotografía es la iluminación, y también es la más difícil de lograr.

La realidad es que no hay una solución rápida o que  aplique para todos los casos, cada producto requiere una iluminación diferente, y depende de ti determinar qué funciona mejor para tus productos. Una vez que aprendas lo básico, deberás ponerlo en práctica, a modo de ensayo y error, hasta que encuentres la fórmula perfecta. En este artículo nos enfocaremos específicamente en la iluminación natural.

La iluminación natural a través de una ventana es la solución ideal por varias razones. En primer lugar, todos tenemos acceso a una ventana. En segundo lugar, la iluminación natural que entra por una ventana viene en una sola dirección. Esto genera sombras naturales, lo que crea un efecto 3D y agrega textura a tu producto, dándole vida.

Cuando tomes fotografías al lado de una ventana, debes hacerlo en el momento de mayor luz del día, así que es importante darle un vistazo al clima. ¿Es un día completamente soleado o está nublado? Sin embargo, para lograr el aspecto que buscas, quizás la plena luz solar no sea lo que necesites. Aquí es donde entra en juego la práctica y saber lo que buscas lograr con la foto. Como puedes ver a continuación,  la luz natural puede hacer una gran diferencia en las altas luces y las sombras de tus fotos.

condiciones_iluminación

2. Aprovecha la luz natural

Una buena iluminación natural es esencial para lograr imágenes perfectamente definidas. Al controlar las sombras creadas a partir de la luz natural, puedes agregar un elemento de interés a las fotos de tus productos.

Pero una de las cosas más predecibles sobre la madre naturaleza es que es impredecible, por lo tanto la iluminación natural también cambia a menudo de un minuto a otro. Por ello, necesitas estar preparado para cada eventualidad.

aprovechar_luz_natural

Los movimientos y cambios del sol durante el día inciden en la forma en la que brilla la luz natural a través de la ventana. Por ello, encontrar la mejor luz para tomar las fotos de tus productos suele ser siempre un desafío; observa cómo cambia la luz a lo largo del día para determinar el momento con mejor iluminación en ese lugar en particular donde quieres tomar la foto.

Hay tres términos que debes saber para iluminar tu producto con luz natural:

  • Iluminación frontal es cuando la luz natural le da de frente a tu producto.
  • Iluminación posterior es cuando se ilumina el producto desde atrás.
  • Iluminación lateral es cuando la luz proviene desde uno de los costados del producto.

Independientemente del ángulo de iluminación que prefieras, es importante tener en cuenta que cada uno proyecta una sombra en el lado opuesto.

iluminación_natural_vaso

Para comenzar a utilizar la luz natural, pon una mesa o silla junto a una ventana grande y coloca una hoja grande y blanca contra la pared. Esto te dará la combinación correcta de buena iluminación y sombras suaves. El truco es evitar la luz solar directa, ya que genera sombras oscuras y antiestéticas.

fotografía_de_producto

Si el sol está demasiado fuerte, igual puedes llevar a cabo la sesión de fotos. Sostén una hoja blanca delgada, conocida también como difusor, contra la ventana para difuminar y suavizar la luz, para crear un efecto menos áspero. Evita la luz dura a toda costa, ya que a menudo hace que los colores se vean más saturados y resaltará hasta el defecto más minúsculo que no se ve a simple vista.

Cómo utilizar un reflector para rellenar sombras

Si el sol decide repentinamente esconderse detrás de las nubes, disminuyendo así el nivel de luz natural, asegúrate de tener un reflector a mano para rebotar e intensificar la luz para rellenar las sombras. Un reflector puede ser una lámina de poliestireno blanca (conocido en algunos países como cartón pluma o foam board) o cualquier pantalla blanca. Puedes encontrar estas láminas en casi cualquier tienda de manualidades, o puedes buscar un reflector en Amazon.

sin_reflector

Sin suficiente luz natural, se destacan las sombras de los pliegues de esta chaqueta.

Si estás utilizando un reflector por primera vez, puedes controlar la cantidad de luz natural que rebota, alejando o acercando el reflector a tu producto. Utilizar una superficie blanca ayuda a reflejar la luz natural del sol sobre el producto.

con_reflector

Con un reflector, los pliegues se vuelven menos prominentes a medida que las sombras se rellenan con luz natural.

Observa de dónde viene la luz y rebota la luz en la dirección opuesta. Deberías tomar la foto directamente al lado de tu fuente de luz en un ángulo de 90 grados, luego reflejar esa luz de vuelta sobre el producto. Esto le proporcionará a tu imagen la mayor luz posible, eliminando a su vez la mayor cantidad de sombra posible.

Para mis sesiones fotográficas de moda, siempre mantengo la ventana a la derecha y mi reflector a la izquierda de mis modelos. Esto ayuda reflejar la luz en lugares donde había poca o ninguna iluminación, lo que le da un acabado mucho más suave a la foto.

No tengas miedo de jugar con el ángulo del reflector para encontrar el equilibrio adecuado entre sombras e iluminación. Al fotografiar un producto con iluminación posterior, intenta colocar el reflector frente al producto para que la luz natural pueda rebotar contra él.

Los productos con iluminación lateral pueden producir sombras particularmente duras, así que asegúrate de tener a mano tu reflector, para  que así la luz rebote contra las sombras y las suavice.

3. Configura el fondo de tu producto

fondo_fotografía_producto

Cuando tomes fotografías de productos, necesitarás un espacio abierto para colocar tu fondo, otro elemento esencial para lograr excelentes fotografías con luz natural.

El fondo siempre debe ser blanco, ya que este color refleja la luz natural sobre el producto, obteniendo así una foto con una iluminación uniforme, y es especialmente útil en el proceso de edición, ya que facilita mucho la eliminación del fondo.

Si los productos que vas a fotografiar son pequeños, puedes colocarlos en una mesa con una hoja grande de papel blanco pegada a la pared detrás del producto, o puedes empujar una silla contra la pared debajo de una ventana grande. Sujeta  o pega una hoja grande de papel blanco a la parte superior de la silla o a la pared, dependiendo del ángulo desde el que quieras tomar la foto.

Si estás fotografiando objetos más grandes, compra un rollo de papel tapiz blanco y pega unas tiras largas a la pared. Incluso podrías usar una gran sábana blanca y dejar que la gravedad se encargue del resto.

preparación_sesión_fotos

Como puedes ver, estoy tomando la foto contra una pared blanca, dejando mucho espacio para un reflector y una cámara. Utilicé un pedazo de papel blanco resistente y lo doblé en una forma ligeramente curva. Esto ayuda a que el fondo se vea transparente y permite que la luz rebote en el producto.

Para asegurar el papel, lo sujeté con unas abrazaderas de resorte que compré en una ferretería. Si no tienes abrazaderas, puedes pegar el papel a la pared y la parte inferior al suelo, creando así una ligera curva en el papel.

Es esencial fijar bien el fondo para asegurar que no se mueva durante el proceso de fotografía para que puedas lograr resultados consistentes; incluso el cambio más pequeño incidirá en los reflejos y las sombras.

4. Explora diferentes ángulos de cámara

ángulos_producto

Tus fotos de productos deben responder visualmente a cualquier pregunta que las descripciones no expliquen completamente. Por eso es tan importante contar con una variedad de ángulos de cámara.

Ofrece a los clientes tantas perspectivas diferentes como sea posible para mostrar las características clave de tu producto. El objetivo final es fotografiar tu producto desde todos los ángulos, para brindar a los clientes una vista de 360 grados del artículo y ofrecer información adicional visualmente atractiva, para ayudarlos a imaginarse a sí mismos usando o vistiendo tu producto.

ángulos_productos_cámara_2

Ofrecer tomas de tus productos desde diferentes ángulos les inyectará carácter y creatividad a tus fotos. Como regla general, tu imagen principal debe ser una vista frontal de tu producto. Se recomienda tener hasta 12 imágenes adicionales que resalten sus rasgos más importantes.

Si no tienes claro qué características debes capturar, concéntrate en aquellas que muestran la calidad de tu producto. Toma primeros planos de la tela, detalles del estampado, textura o incluso de tus productos en uso. Asegúrate de resaltar los elementos más detallados de tu producto que los clientes podrían querer inspeccionar de cerca.

resaltar_producto

Una recomendación para aquellos que se inician en la fotografía del producto es mover el producto en lugar de mover la cámara. Mantén tu cámara y trípode en el mismo lugar y cambia el ángulo de tu producto en lugar de mover tu cámara. Mantén el producto en el mismo lugar, y simplemente rótalo de posición. Esto significa que tus tomas finales tendrán el mismo encuadre. Y mantendrás la consistencia, reduciendo la edición posterior.

Aquellos con un poco más de experiencia o incluso un pulso muy estable, pueden jugar con una variedad de ángulos de cámara sin trípode. Intenta fotografiar el producto desde arriba en lugar de hacerlo directamente desde el frente. Hacer tomas desde arriba te permite incluir más elementos en tu foto, lo que resulta útil cuando deseas mostrar una línea de productos o una foto en contexto. ¿O por qué no intentar disparar desde un ángulo bajo, haciendo que el producto se vea más grande?

tipos_de_ángulos

Estos son los principales ángulos de la cámara que debes conocer y experimentar en tu sesión de fotos:

  • Altura de los ojos: muestra el producto exactamente como lo vemos en la realidad. Esto se recomienda para la imagen de tu banner principal.
  • Ángulo alto: muestra el producto desde arriba, como si lo estuvieras mirando hacia abajo desde un ángulo.
  • Ángulo bajo: muestra el producto desde abajo, como si lo estuvieras mirando hacia arriba.
  • Vista de pájaro: muestra el producto directamente desde arriba, como si estuvieras parado sobre él.
  • Inclinado: muestra el producto desde un costado, como si los estuviera mirando de lado.

5. Utiliza los los ajustes manuales de tu cámara

La belleza de usar una cámara profesional para es que puedes controlar cada aspecto de la foto a través de varias configuraciones. Pero antes de comenzar con la configuración, necesitas instalar tu trípode, una herramienta fundamental para aprovechar al máximo los ajustes de la cámara. Para aquellos que no tienen un trípode, una pila de libros funciona bien.

Un trípode es necesario porque proporciona estabilidad, minimizando los pequeños movimientos que pueden arruinar una gran foto. Te recomiendo asegurarte de que tu trípode esté en línea con el producto que estás fotografiando, ya que esto facilita ajustar la configuración a medida que tomas las fotos.

configuración_cámara

Para lograr mejores resultados, recomiendo siempre usar la cámara en modo manual. Una vez que aprendas a usarla en este modo, podrás adaptarte a tu entorno, ya sea en exteriores o en un estudio, y tomar fotos de primera categoría en una variedad de condiciones de iluminación.

Con la cámara en modo manual puedes controlar todos ajustes, sin preocuparte por el utilizar una configuración automática incorrecta, como el flash. Los ajustes principales que debes dominar para aprovechar al máximo la iluminación natural son:

  • Apertura
  • ISO
  • Balance de blancos
  • Velocidad del obturador

Apertura

apertura_cámara

Primero, veremos la apertura. Te recomiendo utilizar un f-stop más alto porque ayuda a mantener todos los detalles enfocados. En mi caso, prefiero tomar fotos entre f/8 y f/14, ya que esto mantiene todo el producto enfocado sin perder demasiada luz.

Si quieres asegurarte de que todo el producto esté enfocado, usa una configuración sobre  f/12. Algunas cámaras quizás no lleguen a un ajuste tan alto, así que solo el más alto disponible. En última instancia, cuanto mayor sea la apertura, más clara será la foto final.

ISO

iso_cámara

A continuación, vamos a familiarizarnos con el ISO, el ajuste que  controla la reacción de la cámara a la luz. Cuanto menor sea tu ISO, menos sensible será la luz a la cámara y mayor será la calidad de la imagen. Pero cuando la configuración ISO es demasiado alta, las imágenes comienzan a verse granuladas o pixeladas. Si tomas fotos en un entorno oscuro, necesitarás un ISO más alto, pero el objetivo es encontrar un buen equilibrio entre mejorar la iluminación y la calidad de la imagen.

Una vez que des con la configuración ISO correcta de acuerdo con tu entorno, lograrás fotos de productos maravillosamente nítidas. Mi estudio tiene una excelente iluminación natural, por lo que usualmente configuro el ISO entre 300 y 500 dependiendo del clima exterior. En un día particularmente nublado, subo mi ISO para calentar los sensores y luego lo ajusto hasta que la imagen resulte clara y nítida.

Balance de blancos

balance_de_blancos_cámara

Elegir el balance de blancos correcto significa que tu cámara se ajusta con precisión de acuerdo con el color de tu producto junto con la luz. Los principiantes probablemente preferirán utilizar el ajuste de balance de blancos automático, en el que la cámara elige automáticamente el ajuste correcto de acuerdo con la iluminación.

Una vez que comienzas a sentirte un poco más seguro con la configuración de la cámara, te sugiero que selecciones manualmente la configuración del balance de blancos que refleje con mayor precisión lo que ves. El objetivo es acercarse lo más posible entre lo que ve en el visor de la cámara y tus ojos. A pesar de ser un gran amplificador de la iluminación natural, se necesita algo de tiempo para acostumbrarse y realizar ajustes.

Un aumento repentino de la luz solar o incluso una luz solar particularmente intensa puede hacer que tus imágenes queden sobreexpuestas, lo que las difíciles de corregir en la edición posterior, ya que el detalle no es lo suficientemente nítido debido a la dureza de la iluminación. Sigue los consejos anteriores sobre el aprovechamiento de la luz natural, y no tendrás ningún problema para trabajar tus imágenes.

Velocidad del obturador

velocidad_obturador_cámara

Cuando hayas establecido la apertura, el ISO y el balance de blancos, finalmente podrás configurar la velocidad de obturación. La velocidad del obturador determina cuánto tiempo estará abierto el obturador al tomar fotos; las más largas ayudan a la cámara a captar más luz, lo que permite lograr fotos hermosamente nítidas.

Mi mejor consejo para aprovechar al máximo la velocidad de obturación y todas las configuraciones de la cámara es usar un trípode. Mantener la cámara estable permite que todas las configuraciones trabajen juntas de manera cohesiva, dejando que el medidor de luz interno de la cámara haga su trabajo, lo que da como resultado fotos perfectas de producto.

Ajustes manuales para una cámara de teléfono inteligente.

No se puede negar que el uso de una cámara profesional es la solución ideal para tomar fotos de productos. Pero, no dejes que eso te detenga. La tecnología de los teléfonos inteligentes avanza año tras año, y la mayoría de ellos tienen excelentes cámaras integradas. Como mínimo, puedes tomar algunas fotos de buena calidad y dejar el resto a la edición.

cámara_teléfono_inteligente

Algunos consejos clave al tomar fotos de productos con tu teléfono inteligente:

  • Evita la función de zoom ya que esto reduce significativamente la calidad de la imagen
  • Evita las fotos borrosas invirtiendo en un trípode para tu teléfono inteligente
  • Evita la cámara de selfies ya que la cámara frontal no es tan buena como la trasera
  • Evita usar el flash ya que esto sobre expondrá tu foto y distorsionará los colores
  • Evita la distracción o el fondo oscuro, siempre toma tus fotos sobre un fondo blanco liso.
  • Evita la sobre edición, ya que esto reduce la calidad de la foto, realiza solo ajustes menores

Existen muchas aplicaciones pueden ayudarte a obtener resultados similares a los de una cámara DSLR. La que a menudo recomiendo es Lightroom CC. Con esta aplicación, puedes controlar configuraciones como el formato de archivo y elegir entre JPEG y DNG. DNG proporciona más información sobre la imagen y produce una foto de mejor calidad. La desventaja de usar DNG es que ocupa más espacio de almacenamiento en tu dispositivo.

Otros factores que puedes ajustar son la relación de aspecto, el temporizador, las cuadrículas y los niveles, así como el recorte de resaltado, que te muestra con precisión lo que está sobreexpuesto en la imagen. Una vez que hayas tomado tus fotos, puedes ajustar el color, la exposición, el tono y el contraste desde Lightroom CC.

configuración_imagen

Te recomiendo que descargues Lightroom CC en tu computadora para mantener sincronizadas tus fotos tanto en tu dispositivo móvil como en el de escritorio. En mi caso, prefiero editar fotos en la versión de escritorio, ya que tengo una pantalla más grande y puedo ver más de cerca lo que se debe arreglar.

6. Toma tus fotografías de productos

fotografiar_productos

Ahora que ya tienes todo configurado, es hora de comenzar a tomar fotos. Sin lugar a dudas, tendrás que realizar ajustes a lo largo de la sesión, pero la práctica hace al maestro. Diviértete y abraza tu creatividad. Toma muchas fotos en una variedad de ángulos diferentes, y ten en cuenta la configuración que usaste y los resultados que produjo.

Tómate el tiempo entre las tomas en diferentes ángulos para revisar las imágenes y ver si necesitas ajustar alguna configuración. Si tienes tiempo, te sugiero que pases tus fotos a tu laptop o computadora durante la sesión para que puedas mirarlas y revisarlas con mayor detenimiento. Una vez que hayas elegido las mejores fotos podrás comenzar a editar.


¿ Tienes una idea de negocio?

Comienza a usar Shopify gratis por 14 días, sin necesidad de ingresar los datos de tu tarjeta de crédito

Publicado por Pablo Golán, editor en jefe del blog de Shopify en español y responsable de marketing de contenidos y localización para España y Latinoamérica. Texto original de Rachel Jacobs. Traducción a cargo de Gabriela Agüero.

 

¿Tienes preguntas sobre el funcionamiento de Shopify?

Escríbele un correo electrónico a nuestro equipo de Soporte Técnico, y ellos responderán en español a la brevedad posible.

soporte@shopify.com

Mapa de categorias: